‘La Sección’: Españolas, Franco ha muerto, pero el patriarcado no.

Se dice que si Carmen Polo no se hubiera casado con el genocida Franco hubiera sido monja; de hecho casi lo fue puesto que no mantenía relaciones sexuales con su marido ya que su líbido no funcionaba. A Franco le faltaba un testículo que perdió en batalla y necesitaba una operación del frenillo, trozo de piel carnosa más o menos dura que dificulta las relaciones si es demasiado rígida ya que impide la salida del prepucio del glande y el crecimiento del miembro viril, quedando una longitud semejante a la de un niño (1) Un médico que lo vio desnudo le dijo que lo suyo tenía una solución fácil: cortar el frenillo. El dictador se negó mentando a Dios: “Lo que Dios ha hecho que no lo altere el hombre.” Esto es negativo ya que sin relaciones sexuales plenas se puede llegar a ser violento y agresivo pues los orgasmos liberan tensiones. Los de Franco se los proporcionaban sus asesinatos. Lo mismo sucede con otros genocidas como Hitler, que no se casó hasta poco antes del suicidio con Eva Braun, mujer que, según parece, no tuvo nunca relaciones íntimas. En el caso de Franco, se ha dicho que realmente no fue él quien engedró a su hija aunque no hay acuerdo generalizado sobre ello.

En cualquier caso, Carmen Polo de Franco y Pilar Primo de Rivera – hermana del fundador de la Falange – fueron defensoras acérrimas del papel de la mujer tradicional subordinada al padre y al marido haciendo desaparecer el progreso experimentado durante la República en la igualdad de la mujer. Muchas milicianas fueron voluntarias al frente y murieron luchando por la libertad.

(1) El frenillo del pene o frenillo prepucial1​es un pliegue cutáneo que une la cara inferior del glande con la superficie interior del prepucio, y ayuda a contraer el prepucio sobre el glande.

Teatro del Barrio viene a cubrir el espacio que los teatros del régimen,  fieles a las órdenes de banqueros y oligarcas que no permiten que actuen determinados actores y compañías. Quizá el caso de Willy Toledo sea el más conocido, pero hay muchos más. Su dramaturgia podemos encuadrarla en lo que podríamos llamar teatro de telediario ya que ellos nos cuentan lo que los teatros y medios de comunicación manejados por la extrema derecha nos ocultan. San Juan escribe textos de calidad y los actores como el citado Willy Toledo son estupendos. Os animo a entrar en si web y comprar algún libro si que no se han agotado. Yo he disfrutado con Masacre y La Sección. No pude ir a El Rey pero participé en su financiación como película y la veré en el cine. Próximamente asistiré a Mundo Obrero de San Juan.

Regí

La obra de teatro La Sección (mujeres en el fascismo español) usa personajes como Pilar Primo de Rivera o Carmen Polo para retratar las imposiciones patriarcales

La dictadura de Franco guió con el brazo alzado el adoctrinamiento femenino, fantasmas del pasado que se mantienen en la realidad cotidiana de la mujer

La pieza teatral tendrá una segunda parte titulada Españolas, Franco ha muerto que ahonda en la necesidad del feminismo

“Mujeres fascistas, franquistas, falangistas”, protagonistas de ‘La Sección’. | DAVID RUIZ

Los fantasmas del patriarcado

El fantasma machista del franquismo está presente en la realidad cotidiana. “En la situación de la mujer, en el miedo a ir por la calle, en ser objetos y que nos vendan como mercancía, que nos eduquen sin referentes femeninos, en los techos de cristal, en las relaciones personales… o en que el  Pacto de Estado contra la Violencia de Género tenga un presupuesto ridículo”, reivindica Jessica Belda.

Por eso es necesario continuar. “Frente a la visión puramente androcéntrica que se nos ha transmitido sobre la guerra y la posterior dictadura, con La Sección hemos querido presentar aspectos que tuvieron una importancia capital en el devenir de las vidas de tantas mujeres cuyas vidas fueron marcadas por unas imposiciones educativas-políticas-religiosas y de género que tuvieron un calado hondo en la sociedad española del momento”, indica la propia compañía teatral.

La obra usa el papel “de las mujeres fascistas, franquistas, falangistas” en la construcción del adoctrinamiento de la dictadura. “Para nosotras hubiera sido más fácil ponernos en la piel de republicanas y anarquistas”, según Belda. Pero ha sido más útil, “y valiente”, precisa Chillida, sacar a escena a figuras femeninas del régimen de Franco.

Las ilustraciones de Elías Caño, proyectadas durante la obra. | DAVID RUIZ

Hacia la deconstrucción del franquismo

“Es una obra que habla del patriarcado, feminista, pero partimos de mujeres que en teoría son las vencedoras de la historia y analizándolas aparece cómo también sufren el sometimiento de la mujer”, explica la directora. Con La Sección logran tomar el pulso al  momento actual “haciendo un repaso del pasado para ver cómo nos afecta en el presente y cómo podemos caminar hacia el futuro desde las nuevas propuestas feministas”, concluye Belda.

La Sección (coproducción de Atirohecho y Teatro del Barrio) es teatro “sobre mujeres, escrito, dirigido e interpretado por mujeres”. Está interpretada por Manuela Rodríguez y Roser Pujol además de Jessica Belda, que comparte autoría con Ruth Sánchez. Bajo la dirección de Carla Chillida, el espectáculo está salpicado por ilustraciones de Elías Caño que aparecen como proyecciones en formato cómic.

Porque la historia contada “siempre ha sido parcial” y ahora está sobre las tablas el relato femenino. La obra lleva rodando desde enero de 2017 y dos años después tendrá continuidad con una segunda parte titulada Españolas, Franco ha muerto, donde las autoras seguirán trazando el discurso tocando un momento estratégico como fue la Transición.

“Las luchas feministas están súper activas y luchan por recortar el atraso acumulado”, entiende Carla Chillida. “Es una actualidad más que evidente”, tercia Jessica Belda. “En España nos sigue afectando”, porque el país sigue “anclado” en muchas facetas bajo el influjo fascista “y todo es continuo y nos afecta”. “Hay momentos en que esto se ve más claro y ahora la sociedad lo percibe, que nos han educado poniendo la Transición y la democracia en un pedestal y en realidad están construidas sobre bases franquistas que no hemos deconstruido”, culmina Chillida.

Teatro del Barrrio .

 Juan Miguel Baquero,

 

 

 

Quant a rexval

M'agrada Wagner, l'òpera, la clàssica en general i els cantautors, sobretot Raimon i Llach. M'interessa la política, la història, la filosofia, la literatura, el cinema i l'educació. Crec que la cultura és un bé de primera necessitat que ha d'estar a l'abast de tothom.
Aquesta entrada s'ha publicat en Article, Entrevista, Uncategorized i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s