¡Viva la Revolución Bolivariana!

Hugo Chávez, fundador de la revolución bolivariana. El socialismo del siglo XXI para América Latina.

Redacto estas líneas con la esperanza de que algún venezolano o latinoamericano en general las lea y, si lo tiene a bien, escriba su opinión al final del artículo. Lo escribo desde València, una tierra que fue conquistada por una colalición castellano-francesa a principios del siglo XVIII. Mi lengua es el catalán en su modalidad valenciana. Aspiro a una República Valenciana federada a los demás territorios donde se habla catalán, Catalunya y Balears. Me declaro nacionalista de izquierdas, socialista anticapitalista y demócrata radical. Soy un ciudadano del mundo que simpatiza con los procesos emancipatorios de la clase trabajadora internacional. Admiro a Salvador Allende y condeno el imperialismo y el fascismo mientras hay fachas por aquí que se burlan de Maduro por ser un humilde conductor de autobuses. Yo le respeto y apoyo.

Quizá creáis que en España hay democracia. No es cierto. Como mucho podríamos decir que existe un sistema democrático de baja calidad heredero de la dictadura franquista que nos impuso la monarquía borbónica. En este país no existe una separación como quisiéramos los laicos de la Iglesia Católica y del Estado. Por ello, millones de euros van a para a ella. Los ministros juran o prometen el cargo ante un crucifijo, como se hacía con Franco aunque sin arrodillarse como entonces. Somos el segundo país del mundo con más asesinados en fosas comunes tras la Camboya de Pol Not. El genocida fue Francisco Franco y sus compinches. Nuestras calles aún están llenas de símbolos franquistas y tenemos un horrendo monumento donde el dictador está enterrado junto a más de 30.000 personas. Los cadáveres de los republicanos antifascistas fueron desenterrados sin permiso de sus familias y los enterraron junto Franco y el fascista José Antonio Prtimo de Rivera. Yacen en un monumento de exaltación al fascismo llamado Valle de los Caídos que fue construido por republicanos en régimen de esclavitud.

En España te pueden meter en la cárcel por contar chistes en twiter, por representar una obra de títeres o bromear con temas religiosos o similares; basta con que el fiscal nombrado por el gobierno de derechas te acuse o algun particular u organización normalmente de extrema derecha. Hay dos delitos que suelen aplicar: enaltecimiento del terrorismo y ofensas contra el sentimiento religioso. La inmensa mayoría lo ve ridículo, pero todo depende del juez y de la presión que se haga desde sectores progresistas del periodismo o del espectáculo. Sin embargo no es delito hacer apología del franquismo y los neonazis suelen ser absueltos  – la gran mayoría – aunque se les haya incautado armas como bazookas que misteriosamente desaparecen a pesar de ser custodiadas por las fuerzas policiales. Ultimamente, determinados jueces admiten denuncias contra lo que no es más que humor, bromas, sátira. Se trata de casos ridículos que nos hacen retroceder a la edad media con las blasfemias, inquisiciones, torturas y hogueras. La situación, cárcel por chistes, nos iguala a las satrapías islámicas de los países del Golfo. La judicatura española está altamente politizada ya que son los políticos quienes nombran a los jueces, que tienen una estructura piramidal en cuya cúspide está el fiscal general del Estado nombrado por el Gobierno.

Las fotos o youtubes de abajo no se pueden ver en ninguna televisión española. Menos mal que no queda Internet. Las teles están al servicio de su amo, algún banco, y están manipuladas por los políticos del régimen, todos ellos de derechas aunque alguno se autocalifiquen de “socialistas”. Unos cuantos periodistas han sido despedidos sin contemplaciones por no ser borregos serviles a las órdenes del amo. Existe la consigna de atacar la revolución bolivariana incluyendo el insuto antes a Chávez y ahora a Maduro. A pesar de haber ganado en más de diez ocasiones la elecciones, periodistas a sueldo nos dicen que el país es una dictadura. Omiten el hecho de que antes de Chávez había un dictador sangriento amigo de Felipe González , que compró a precio de saldo el holding Rumasa. Felipe tiene negocios turbios por el continente, vendió a los amigos la industria española y, de premio, le dieron un sillón en el consejo de Admon de Gas Natural-Unión Fenosa. Esto es habitual en España que se la reparten entre el PP y el PSOE. El tema Venezuela es una excusa para atacar a un Partido anti-sistema llamado Podemos, al que temen porque no es corrupto sino todo lo contrario, y quieren seguir robando como hasta ahora. Por eso no nos dicen nada sobre los ataques a los derechos humanos en Colombia o México por no citar las monarquías del Golfo a cuyos dictadores venden armas, entre otros negocios.

Me declaro chavista de corazón porque Chávez despojó a la oligarquía de los blanquitos pro-yankees y reconoció los derechos que los que no estaban ni siquiera apuntados en el censo. Gracias a él, la educación y la sanidad llegaron a todo el pueblo y no solo a los oligarcas y sus partidarios. La respuesta son intentos de golpes de Estado, sabotajes, desbastecimiento, etc. como sucedió en Chile con Allende. Al Pinochet local lo llaman “preso político” en España los medios de derechas. Se trata de un millonario que intentó un golpe de Estado cruento que instigó con todos los medios a su alcance. En su conciencia, una treintena de muertos. Si en España alguien hubiera hecho lo mismo, le hubieran caído muchos más años de cárcel; 40 si no me equivoco.

Antes de un apunte musical, os cuento nuestra peor desgracia: la económica por culpa de la destrucción del estado del bienestar y el neoliberalismo. En España miles de personas son tiradas a la calle como perros por no poder pagar la hipoteca; algunos se suicidan. Nos ocultan las cifras. En un momento dado, cada diez días se quitabanla vida seis personas. Miles viven en la calle. Los hay que pasan hambre y tenemos unos de los índices más altos del desnutrición infantil de Europa y de niños con riesgo de exclusión social mientras los ricos son cada vez más ricos. ¿Es España un país democrático? Antes de la crisis europea vinieron muchos latinoamericanos. En sus países hubo cambios a la bolivariana y volvieron a su tierra porque vivían mejor. En mi ciudad eso fue lo que pasó con ecuatorianos y bolivianos especialmente. Hace años que regresaron. Los que emigran ahora son los españoles. Este país, fue desindustrializado Felipe González siguiendo órdenes extranjeras, y encima se permite ir a Venezuela – como antes Aznar, el del golpe – para decirles  qué deben hacer.

Mi apoyo a la revolución bolivariana.

Gustavo Dudamel, convencido chavista, no solo dirige las orquestas venezolanas – cuya calidad es indiscutible – sino las mejores del mundo – Berlín, Viena – siendo titular de la de Los Angeles, entre otras. En esta ciudad se sigue el modelo venezolano de formación musical para barrios pobres. Dudamel está considerado uno de los mejores directores a nivel mundial y ha sido propuesto para dirigir la Filarmónica de Berlín en un futuro. Hace unos años estuvo en mi ciudad como podéis ver en los enlaces de abajo. Para leer en castellano basta con clicar la bandera republicana española de la derecha. Normalmente, escribo en catalán-valenciano.

Dudamel

Dudamenl a València.

Advertisements

Quant a rexval

M'agrada Wagner, l'òpera, la clàssica en general i els cantautors, sobretot Raimon i Llach. M'interessa la política, la història, la filosofia, la literatura, el cinema i l'educació. Crec que la cultura és un bé de primera necessitat que ha d'estar a l'abast de tothom.
Aquesta entrada s'ha publicat en Política, Uncategorized i etiquetada amb , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s