La fosa común más grande de Europa.

España es el país del mundo con más fosas comunes después de Camboya.

LA FOSA COMÚN
Vivimos sobre una fosa común
que encubrimos entre todos
con el silencio político
de la desmemoria.

A cada paso que damos
se quebrantan los huesos
de nuestra dignidad
pisoteada.

España es una tumba
constantemente violada
por los propios asesinos
que la cavaron.

Bajo la tierra de cada una
de nuestras naciones
yace nuestro futuro
de abuelos comunes.

Somos sus nietos olvidadizos.

J. L. Forneo

Extraído del blog Cuestionatelotodo

“No muy lejos de Madrid se encuentra el Valle de los Caídos. El sitio continúa siendo el símbolo de un conflicto que aún no está resuelto en el seno de la sociedad española. Bajo la cruz yacen 35.000 víctimas de la Guerra Civil española, mientras alrededor de 50 niños van a la escuela situada en el mismo recinto donde viven en régimen de internado. Los niños reciben una educación que intenta desesperadamente resistirse a la secularización y la influencia de la ciencia que caracterizan a la España contemporánea y a la sociedad global.” (FILMAFFINITY)
¿Lo saben y consienten tanto la Consejería de Ineducación de Madrid como el Ministerio de Educación? Apuesto a que sí ya que responde a la ideología del sector más conservador del partido.

Hay que poner a Franco en su sitio. Es el número dos mundial en cádaveres en fosas comunes. Para hacernos una idea del fenómeno, pensemos que solo le gana Pol Pot, genocida de Camboya. Esta alimaña pretendió exterminar a toda la población que hubiera vivido bajo el capitalismo. Los comunistas vietnamitas acabaron con su régimen de terror. Franco no aspiraba a tanto. Según le dijo a un periodista extranjero estaba dispuesto a asesinar a media España para arrancar de raíz el fantasma del marxismo. Eso deberían saberlo todos. Franco no era un militar católico autoritario sin más, sino un genocida capaz de las peores tropelías, como la del Valle de los Caídos, erigido por presos republicanos esclavizados. Pol Pot utilizaba cráneos para sus construcciones. Franco robó miles de cadáveres de republicanos para enterrarlos con el fascista Primo de Rivera y con él mismo como los antiguos faraones. Es tan repulsivo todo esto que cuesta trabajo creer que ese odioso monumento de lo macrabro esté aún cual pirámide con su faraón. La Ley de la Memoria Histórica de Zapatero encuentra problemas entre los sectores más franquistas de la sociedad incluyendo determinados sacerdotes cuyos antecesores llevaron al sangriento dictador bajo palio.

Es la asignatura pendiente de esta – según algunos – democracia fruto de la Transición a la que en diez años Felipe González contribuyó a dar carpetazo a todo lo que tuviera que ver con los republicanos asesinados o con tumbas violentadas sin conseguirlo ya que la gente de bien no puede soportar tantos miles de personas en cunetas de carretera o muros de cementerios. De Suárez, Jefe Nacional del Movimiento, no cabía esperar nada ni del PP, partido de genética franquista. Tan solo Zapatero intentó hacer algo, pero las fuerzas vivas del franquismo que han perdurado tanto en la sociedad como en el Estado han impedido que se haga gran cosa, y así nos va.

Viendo el Valle de los Caídos se comprende que al fascismo español se le llame nacional-catolicismo. Somos los últimos de Europa en muchas cosas, pero los primeros en fosas comunes y en edificios y otros elementos urbanos fascistas. Por todo ello, el gran demócrata de Rajoy dice con gusto cuando habla de los Presupuestos del Estado: “Memoria Histórica: cero.” Lo mismo que en años anteriores y alcaldes peperos y similares se niegan a cumplir la ley mientras cambian a sus muertos de localización para darles más importancia caso de Murcia. En lugar de fosas, ellos llenan catedrales y santifican.

valla caidos

Monumento franquista construido por esclavos republicanos y mayor fosa común de Europa.

El fascismo español se llama nacional-catolicismo, como dije antes, y su principal construcción es la que estamos comentando. Bajo la Basílica del Valle de los Caídos se encuentra la mayor fosa común del mundo y unos religiosos celebran misas en ella en honor del asesino de los que allí fueron enterrados en secreto y a la fuerza. Todos los días un coro de niños procedente de la escolanía del internado religioso que alberga el macabro lugar canta  en las misa diarias según Alessandro Pugno, autor del film Bajo la cruz. No es de extrañar que tanto Franco como José Antonio tengan sobre su losa siempre flores frescas, ya que todos los días reciben su homenaje político-clerical. Menuda aberración. Un grupo de niños, todos chicos, viven allí internos y son adoctrinados por un grupo de monjes que dedican su vida a hacer misas a Franco y José Antonio entre otras cosas. ¿Qué dice la Consejería o el Ministerio de Educación?

Revuelve las entrañas que esto sea así, pero lo es para vergüenza nuestra que lo hemos permitido y lo seguimos permitiendo. El Papa sigue santificando, pero calla ante estos hechos y otros, como el de los ustacha croatas – fascistas clericales – de Ante Pavelić aliados de Hitler y Musolini – como Franco – católicos extremistas que asesinaron de manera espontosa a miles de serbios, gitanos, judíos y comunistas.

Los responsables huyeron con ayuda del Vaticano y una buena parte se quedó en la España de Franco mientras que los esclavos republicanos muertos debido a las condiciones en que trabajaron para construir la Basílica del Valle de los Caídos y la Abadía de la Santa Cruz, de proporciones megalómanas, quedaron en el olvido. Para rematar la faena, los restos de uno y otro bando están entremezclados, lo que dificulta posibles identificaciones y se suma al veto de los benedictinos que pueblan aquel lugar como hemos visto hace bien poco cuando una persona ha tratado de recuperar los cadáveres de dos familiares. Ya sabemos cómo acabó el juez Garzón cuando trató de enjuiciar el franquismo. Perdió su condición de juez.

Queda comentar el aspecto económico. Aunque el conjunto pertenece a Patrimonio Nacional, tanto la abadía como la basílica están a cargo de unos monjes benedictinos que, entre otras cosas, se hacen cargo de niños procedentes de un colegio religioso para sus misas. El Estado aporta dinero procedente de nuestros impuestos a los franquistas. Así lo hace hace años con la Asociación Nacional Francisco Franco, es decir, con la familia del dictador alegando que se trata de una asociación cultural. Contrasta el “CERO” tan rotundamente cacareado por Rajoy para indicar qué cantidad está prevista en los presupuestos Generales del Estado para la Ley de Memoria Historica aún vigente.

Hablamos de entre uno y dos millones de euros anuales que alguien se queda en el bolsillo a costa de los esclavos republicanos que lo construyeron. Dado que el monasterio de El Escorial está en sus proximidades, no es de extrañar que se aproveche el viaje para visitar ambos lugares previo pago. Años atrás fascistas italianos que habían luchado en la Guerra Civil se reunían con sus tocayos españoles y cantaban sus himnos fascistas brazo en alto. Hoy sigue siendo un santuario de la extrema derecha. Dado su carácter religioso no creo que pague ni IVA ni IBI ni ningún otro impuesto sobre todo si se le considera un lugar de culto.

Es vergonzosa esta situación e impropia de un país democrático. Algo habrá que hacer. Albert Boadella, antes de su viraje ideológico, realizó en 2003 un film sobre la muerte de Franco donde hacía humor salvaje con el dictador y sus allegados;  llegando a volar por los aires la cruz del Valle de los Caídos. Filmó su demolición sin que ninguna organización franquista, juecez o fiscal lo acusara o imputara de nada. Se trata de Buen viaje, Excelencia, una caricatura de los últimos meses de vida del dictador. La cruz franquista, que no cristiana, saltando por los aires como desean millones de españoles, cristianos incluidos, porque no podemos confundir franquista con cristiano. Franco también asesinó cristianos y muchos cristianos fueron y son antifranquistas.

Arquitectónicamente, el conjunto sigue el patrón nazi-fascista basado en la megalomanía y en la exaltación de sus valores. Afortunadamente, el paso del tiempo va poniendo las cosas en su sitio. El lugar es un mastodonte en descomposición ya que la piedra de la que está hecho va perdiendo robustez y se han producido desprendimientos en él. En las pirámides y otros monumentos faraónicos sucede algo similar: con el tiempo se desgasta la piedra. Estaría bien que los monjes y los niños tuvieran que abandonar el lugar por motivos de seguridad. Bastaría con un documento en el que de declarara no habitabilidad del edificio. Que la erosión haga lo que los políticos no hacen. Esto recuerda a Franco muriendo en la cama, sí, pero muriendo a la postre. El PP, aún deseándolo, no se atreve a restaurarlo. Recordarían demasiado a sus antecesores y harían el ridículo ante toda Europa y el mundo. Rajoy las mata callando.

Esta foto reúne a Carrero Blanco, Franco, Juan Carlos y alguno que otro de los que nos engañaron con la Transición. En todo ello intervino la CIA, como es sabido, aunque en las teles no digan nada. Maquinaron complots diversos que incluían algún asesinato y muchos sobornos. Así se hizo la tan poco modélica Transición. Eso sí, nos quedamos sin la bomba atómica. Al menos eso es lo que se dice.

El tema dio lugar a numerosos chistes, como los del dúo Tip y Coll que fueron publicados en un libro sin ningún tipo de censura, amenaza o coacción. Así fue durante décadas, pero en la actualidad la involución democrática del PP y similares impide hacer uso de la libertad de expresión bajo pena de cárcel previa denuncia de la extrema derecha. Es el caso de los titiriteros o de Cassandra, Mongolia, Wyoming o Dani Mateo  entre otros. La ficción como delito, chistes incluidos. Malos tiempos para la sátira. ¿Se imagina alguien que un juez alemán admitiera a trámite una denuncia de un grupo nazi por haber hecho chistes sobre el bigotito de Hitler?

Fosses comunes al cementiri de València.

Quant a rexval

M'agrada Wagner, l'òpera, la clàssica en general i els cantautors, sobretot Raimon i Llach. M'interessa la política, la història, la filosofia, la literatura, el cinema i l'educació. Crec que la cultura és un bé de primera necessitat que ha d'estar a l'abast de tothom.
Aquesta entrada s'ha publicat en Política, Uncategorized i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s