Eisenstein, el genio que nos (re)hizo la Revolución

Reblogueo una entrada de un blog admirable: “La mano del extranjero” de Jose Miguel García de Fórmica-Corsi. Trata del cine de Eisenstein, uno de los mejores directores de cine cuya obra conoció en tiempos de la República mi padre siendo un niño.

La mano del extranjero

Estupendo cartel de El acorazado PotemkinOrwell nos dejó el mejor dibujo de esa vocación de los totalitarismos por rehacer la verdad de tal modo que el curso del pasado se corresponda con el diseño de quienes, en toda dictadura, se consideran sus dueños: los amos del presente. Nos demostró que el pasado es maleable, que el presente es la única instancia temporal omnímoda, y que desde él puede alterarse cualquier acontecimiento en el tiempo, superponiendo sobre él capas o estratos que cambian su forma como si esta nunca hubiera podido ser de otro modo. La URSS nos dejó sobrados documentos gráficos, por ejemplo, que muestran cómo los empleados del particular Ministerio de la Verdad soviético hicieron desaparecer incómodas presencias del ayer que revelaban que, en algún tiempo, los grandes líderes se «equivocaron», uniendo su suerte a la de enemigos del pueblo luego merecedores de execración. Hace años visité, en Almería, una exposición que demostraba…

View original post 3.629 more words

Anuncis

Quant a rexval

M'agrada Wagner, l'òpera, la clàssica en general i els cantautors, sobretot Raimon i Llach. M'interessa la política, la història, la filosofia, la literatura, el cinema i l'educació. Crec que la cultura és un bé de primera necessitat que ha d'estar a l'abast de tothom.
Aquesta entrada ha esta publicada en Uncategorized. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

2 respostes a Eisenstein, el genio que nos (re)hizo la Revolución

  1. Muchas gracias por el enlace, Regí. Compruebo que vuelves a estar al pie, sino del cañón, sí del blog, después de un tiempo sin renovar contenidos. Espero que todo vaya bien. Un abrazo.

    • rexval ha dit:

      Gracias a ti, José Miguel. Me encantó tu artículo. Estas películas tienen valor sentimental para mi porque mi padre me las contaba cuando se me despertó el interés por la historia y la política. Cuando él las vio era crío en plena República. Cuando empezó la guerra tenía 9 años. Yo me compré las pelis nada más llegar a España. Estaban subtituladas en inglés. Me apunté a un cine-fòrum a un ciclo llamado “Revolución y revoluciones”. Maravilloso. Primero la presentación y entrega de dossiers sobre el director, la peli, críticas… . El responsable era crítico cinematógrafico. Luego, el film y, finalmente un coloquio superinteresante. 1o pelis en total. “Padre padrone”, una colectiva con R. W. Fasbinder, de Alain Resnais, “Roma cità aperta”, Eisenstein a granel y alguna más que no rercuerdo. Una pena que los cine-clubs de la Transición desaparecieran, así como “La clave” de Balbín desaparecieran. Este estupendo programa se lo cargo el señor Guerra, examiguete de Felipe González y supuesto defensor de la cultura con su “que si Machado, que si Mahler”… y el despachito de su hermanito.

      Un saludo

      Regí

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s