Alemania en Otoño (Deutschland im Herbst). Entre el terrorismo de izquierdas y el de Estado sobre los rescoldos del nazismo.

fassbinderR. W. Fassbinder, director y actor germano, máximo representante del Nuevo Cine Alemán y autor de gran cantidad de films como Lili Marleen, quizá el más conocido.

Una escuela cinematogáfica muy interesante fue la denominada Nuevo Cine Alemán. En 1978, unos directores de izquierdas entre los que destacaba R. W. Fassbinder realizaron una película colectiva centrada en el grupo terrorista  Baader-Meinhof también conocido por Fracción del Ejército Rojo (RAF), que actuó en los 7o. El Estado promulgó leyes de excepción similares a la Ley Antiterrorista que conocemos y que impedía la libertad de expresión ya que fue aplicada de manera poco democrática. Asimismo se fingió el suicidio de los tres imiembros principales del grupo terrorista cuando fueron asesinados por la autoridades. La película hace referencias al III Reich y su pervivencia en Alemania bajo la antigua RFA. Está estre el cine de ficción y documental; incluye imágenes reales. Como dijimos, el film fue realizado por diferentes directores que abordaron una temática similar: terrorismo, abuso de poder del Estado y pervivencia del nazismo. Fassbinder realizó la primera historia tanto en su faceta de director como actor. Los textos que vienen a continuación son de esta parte.

raf

ARMIN: (…) Y a los otros que están en prisión la policía tendría que fusilarlos o colgarlos.

FASSBINDER: Muy bien. Y lo dices en serio, ¿no? Si tu opinión tuviera incidencia los ejecutarías o los lincharías a todos.

ARMIN: Sí.

FASSBINDER: ¿Y quien los mataría por ti?

ARMIN: El Estado.

FASSBINDER: El Estado, ¿no? ¿La policía o algo así?

ARMIN: Sí.

FASSBINDER: ¿Y quién les da derecho a hacer esto?

ARMIN: Si me lo dieran a mí no haría falta ni Estado ni lo otro.

FASSBINDER: Vale. Un momento… un momento… O sea, que para ti si alguien hace algo equivocado eso da derecho al resto a hacer algo igualmente equivocado... especialmente si el otro, el Estado o lo que sea, tiene el poder, ¿no?

ARMIN: Sí.

FASSBINDER: Muy bien. Entonces te lo diré muy claro. Esta es mi casa, ¡lárgate de aquí!


fass

”Querido Eberhard:

Muchos saludos para todos. Estoy con ustedes en el pensamiento. Es cierto que estoy bien de salud, pero sobre los sucesos estoy apenas informado a través de las noticias que me dan mis captores.

El objetivo de los secuestradores, una vez que se rechacen sus demandas y en cuanto me hayan ejecutado, será buscar una próxima victima. Después de todo lo que hoy sé sobre el propósito de secuestrar a Ponto y sobre mi caso, lograrán su objetivo.

Como se ve, no hay protección absoluta si se trabaja con el esmero de la RAF, la Fracción del Ejército Rojo. La policía se equivoca si piensa que mis secuestradores no correrían riesgos personales. No los buscan, pero no les temen. No habrá sólo un caso Ponto y un caso Schleyer, habrá más. Hay que hacer un balance realista y considerar que los próximos casos de secuestro tendrán un desenlace mortal.

Esto debería saberlo Helmut Schmidt tanto como Kohl y Genscher. Mi caso es una fase de este conflicto, cuyo ganador, por lo que veo, no es la Oficina de lnvestigación Criminal, porque la persona cuya libertad se exige motiva de forma inimaginable a los secuestradores a más acciones.”

deutschland_im_herbst-992107028-mmed[Funeral de una víctima del terrorismo] Padre bondadoso, en tus manos encomendamos a tu siervo Hanns Martin Schleyer. Estamos seguros de que se encuentra con Jesucristo. Te agradecemos por todo lo bueno que le has dado en su vida terrenal, y te agradecemos por todo el bien que gracias a él pudimos vivir.

”Los responsables en nuestro país no pueden viajar sólo en tanques y por eso serán siempre vulnerables. Haz que te lleven a Bonn y a Colonia, habla tal vez con Von B. y Kurt H. y expón estos pensamientos.

Mis secuestradores conocen esta carta, fruto de mis reflexiones y resultado de la noche pasada. En ese frente no habrá paz muy pronto. Pero se puede evitar una escalada si se llega a alcanzar el objetivo sin que se produzcan diez atentados.

No me volveré loco. No pierdan el optimismo. Hasta pronto, espero.

Tu papá.”

”Cuando se llega a cierto punto de crueldad, ya da igual quien la perpetró: Simplemente tiene que parar.” (Fau Wilde, 1945).

**********

¿Te enteraste?

– ¿De qué?

Del avión.

– ¿Cuál avión?

¡Por Dios, Armin, el avión secuestrado!

No, no me enteré de nada.

Lo que dicen en las noticias, lo que sale en los diarios sobre esa unidad especial GSG9, o algo por el estilo.

Oye, no puedo creer que vayan a asaltar el avión. No me lo puedo imaginar.

¿Sabes lo que haría yo? Yo haría explotar el avión. Para variar, Armin quiere hacer explotar el avión. Imagínatelo. Son sólo algunos idiotas.

– Son 86. 

– Así dejarán de molestar.

Por lo demás, ¿todo bien?

Te llamo en cuanto sepa algo.

Y los otros, los que están presos, habría que fusilarlos o colgarlos.

Bueno. Lo dices en serio, ¿no?

Tú los matarías a tiros o colgarías a cada uno de ellos, ¿no?

– Sí.

¿ Y quién haría eso por ti?

– El Estado.

¿El Estado? ¿La policía?

– Sí.

¿ Y quién les da a ellos el derecho de hacerlo?

Si ellos no se atienen a las leyes, el Estado tampoco tiene que hacerlo.

Ajá, un momentito, un momentito. Realmente opinas que si alguien hace algo malo,

Sí.

– … el otro, con más razón, puede hacer algo mucho peor.

Especialmente si tiene el poder, como el Estado, ¿cierto?

– Sí.

Bueno, entonces te digo algo: ¡este es mi piso y tú te largas!

– Entonces me largo.

**********

[Entrevista] Yo no alentaría a nadie a discutir en la situación actual. Me asustaría mucho si alguien se expresa públicamente en este debate, como por ejemplo lo hizo Jung ayer en la en la entrevista cuando dijo que la crítica se justifica y que si se impide la crítica… Y justamente reivindica ese tipo de cosas como las que pasan ahora con los terroristas… Simplemente me daría miedo oír a alguien decir eso.

¿Por qué?

Porque no sé que harán otros con lo que yo digo. Conozco a alguien que habló pestes acerca de Böll. Antes del secuestro de Schleyer. Yo defendí a Böll y él dijo:

”¡Tú también eres una simpatizante!”

¿Me entiendes? No sabes lo que puede pasar en este momento de histeria con cualquier cosa que uno diga. Y por eso no animaría a nadie a discutir.

Yo, por el contrario, no puedo entenderlo, porque…Mira, esto me recuerda la época nazi, cuando la gente simplemente callaba para no meterse en líos.

**********

Ulrike_Meinhof_als_junge_Journalistin_(retuschiert) mkUlrike Meinhof, una de las fundadoras de la RAF asesinada por el Estado en una cárcel de máxima seguridad.

¿Armin? ¡Armin! Dame el número de lngrid en París.

– Sí.

[Teléfono] ¿lngrid? Un momento.

Hola, soy yo. (Tráeme un trago, Armin.)

Están muertos. Baader, Ensslin y Raspe. Se mataron en sus celdas. Sí, sí. Ella se colgó, y Baader y Raspe se dispararon.

Gracias. (A Armin)

Tenían una pistola y se dispararon. Quién sabe cómo llegó el arma allí. Sí, sí. Una comisión internacional tiene que investigar, si fue o no suicidio.

Sí, lo que yo crea o deje de creer importa un pepino. Es la cárcel más segura del mundo, con una ley de cero contacto, donde nadie puede entrar a la celda… Las celdas se inspeccionan minuciosamente dos veces al día. Que haya pistolas adentro me resulta inimaginable. No, no. Tengo que quedarme. No he terminado. OK, adiós.

**********

[Conversación] Mira, la gente que tiene credibilidad y los que tienen influencia, deberían hacer valer su influencia.

¿Quién tiene credibilidad e influencia?

Alguien como Mitscherlich, por ejemplo, o Jung o, por Dios, Böll, con la fama que tiene en el extranjero.

¡Acabas de hablar de los problemas que tuviste por culpa de Böll!

La gente de aquí debería entender que… Que aquí… en el fondo… La masa no es democrática. No ha entendido la democracia. Creen que cuando se critica al Estado uno es entonces, yo qué sé…

¿Por qué quieres delegar el orden democrático en el que crees y que consideras positivo, por qué quieres delegar los problemas?

Los delegué cuando voté. Tenemos partidos. Y sigo partiendo del supuesto de que en estos partidos, de los cuales yo elegí uno, predomina la razón. Parto de esa base.

La razón debe venir de arriba.

Tu comprensión de la democracia debería ser entonces, que tú, precisamente tú, que has vivido el Tercer Reich como lo has vivido, tú deberías decir:

”La base, el individuo…”

Lo que quiero decir es que yo tengo mucha dificultad porque comprendo que hay razón para alterarse por muchas cosas que pasan y que hay que criticar.

¡Tú no le recomendarías a nadie discutir ahora!

En este momento no.

¡Con eso rechazas la democracia!

Cuando asesinaron al piloto en Mogadiscio o en Aden, dijiste que te gustaría que por cada persona asesinada se ejecutara en Stammheim a un terrorista.

Sí, públicamente.

– ¿Públicamente?

– Sí.

¿ Y eso es democrático?

– No, no lo es.

Pero tampoco fue democrático secuestrar el avión y decir:

”Ahora vamos a ejecutarlos uno por uno.”

Si tú o yo hubiésemos estado ahí dentro, ¿cuál sería tu opinión? Eso cambia las cosas, hay que tenerlo en cuenta.

Ojo por ojo, diente por diente.

– No, no es así. Pero en una situación así no puedes simplemente venirme con democracia.

**********

¿Armin?

– Sí…

– ¿Armin?

– Sí, ¿qué pasa?

Que no la encuentren cuando vengan. [La droga]

– La policía está en la puerta.

¿ Y qué?

– Armin, ¡es la policía!

Ahora ya no entiendo nada.

Subieron.

– Dime ¿estás loco?

¿ Y si hubieran entrado?

– Hubieran entrado.

Bien. Un movimiento en falso y nos habrían disparado.

Nunca harían eso.

– ¿ Y qué pasa con los casos donde sí lo hicieron?

Algo habrán hecho para que les disparen.

¿Sabes lo que eres? ¡Un cabrón insignificante!

Bueno, soy un cabrón insignificante. ¡Por eso me voy de copas!

¡Acabas de decir que no te interesan las leyes, pero eres demócrata!

Claro que me interesan las leyes.

– Hace un momento dijiste que no.

Pero si la gente que…

– ¡No! ¡Dices que no te interesan las leyes, más allá de la situación!

¡Y eres demócrata!

Pero si la gente…

– ¡No! ¡Respóndeme, por favor!

Ellos desacatan la ley, no yo.

– Un asesino común también lo hace.

Entonces los terroristas son asesinos.

– Seguro. ¡Por mí lo son!

¡Pero para los asesinos no hay leyes especiales!

Sí, pero los puedes atrapar y los encierras. Y no pueden causar una desgracia como esta.

– ¿No?

No.

– ¿No?

Un asesino común y corriente sólo tiene, qué sé yo, pocos o ningún motivo para el asesinato.

¿No es acaso terrible que los motivos de los terroristas sean comprensibles?

Sí, pero el fin no justifica los medios, Rainer.

Bien, pero a ti no te importa la ley. ¡Dices que no te importa si viene al caso!

– En esa situación yo…

¿Puede haber una situación en la cual no te interese quién hace por ti las leyes y cuáles?

Y la democracia es la forma de Estado más humana, ¿o no?

– Es el menor de los males, ¿no?

¿El menor de los males?

– Sí, y ahora es de verdad fatal.

¿La democracia?

– Sí.

¿Qué sería mejor? ¿Autoritarismo?

No. Aquí actualmente…

¿Qué sería mejor? Si es el menor de los males, debe haber entoncesqué sé yo, algo mejor, ¿Qué sería?

Lo mejor sería un gobernante autoritario que sea muy bueno, querido y respetable.

Adolf-Hitler

 

Advertisements

Quant a rexval

M'agrada Wagner, l'òpera, la clàssica en general i els cantautors, sobretot Raimon i Llach. M'interessa la política, la història, la filosofia, la literatura, el cinema i l'educació. Crec que la cultura és un bé de primera necessitat que ha d'estar a l'abast de tothom.
Aquesta entrada s'ha publicat en Cinema, Política, Uncategorized i etiquetada amb , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s