Los crímenes del cristianismo (I).

Karlheinz DeschnerKarlheinz Deschner

En las postrimerías del siglo XIX y en el XX el Vaticano cobró fuerza. Su influjo se puso de manifiesto sobre todo en ambas Guerras Mundiales y en la colaboración con los fascistas de Italia, Alemania, España y Croacia como mostré en “Mit Gott und den Faschisten” (Con Dios y los fascistas).

Estas palabras son de Karlheinz Deschner, autor de Hª criminal del cristianismo en 10 tomos, referidos especialmente a la Iglesia Católica, una voluminosa exposición que ocupó al autor durante casi 50 años entre el estudio previo y la redacción y por la que fue acusado sin éxito por supuesta difamación. Además escribió otros libros de temática similar. Dudo que haya nadie en el mundo con su caudal de conocimientos.

vaticano u8El Vaticano, poder y riqueza.

El Vaticano es uno de los mayores centros de poder  del orbe. En siglos anteriores era quien acaparaba todo el poder, por encima incluso de los reyes. Desde la época de Constantino toca poder y ya no lo suelta hasta la Ilustración y la Revolución, y solo en parte y en algunos países como Francia con la República y la guillotina. Antes cometió crímenes de todo tipo y no solo asesinatos – recuérdese la matanza de los cristianos arrianos por los niceanos-, sino que era capaz de falsificar documentos si en ello ganaba algo, por ejemplo la Donatio Constantini, es decir la cesión a Roma de los Estados Pontificios. Toda una mentira de tomo y lomo. Si a esto sumamos los diezmos, es decir, el impuesto de los campesinos que correspondía a la décima parte de la cosecha que hicieron que los monasterios fueran lugares de poder y riqueza, no ha de extrañarnos el surgimiento del anticlericalismo secular y los repetidos ataques a los monasterios del pueblo depauperado.

inquisicion 8La Inquisición: religión y tortura.

La alianza Iglesia-Estado duró – y dura – siglos y siglos. El Estado dota económicamente a la Iglesia y la defiende militarmente a canbio que que haga creer al pueblo que el poder del monarca viene de Dios. Por ello, las coronaciones se hacían de manos del Papa, arzobispos, etc. hasta que Napoleón decidió coronarse a sí mismo. Otra vez Francia es diferente. En la actualidad, en el Estado español la Iglesia tiene un tratamiento injustamente de favor y los ministros juran o prometen el cargo ante un crucifijo, lo que no casa con la Constitución, que proclama el principio de separación entre ambos. Sigue existiendo un delito de origen medieval o anterior, la blasfemia, que ahora llama ofensa a los sentimientos religiosos y que puede incluir cárcel. Tiempo atrás conllevaba tortura y muerte, normalmente por hoguera. En el Islam se sigue practicando debido a su atraso y falta de libertades.

La historia de Europa es la historia del cristianismo y sus crímenes, como demuestra el autor. Hasta más tarde la de Ilustración nadie se atreve a decir que es ateo aunque no se creyera los cuentos y fábulas infantiles que contava el sacerdote especialmente si eran absurdos. La pena era o podía ser la muerte. Es por ello que hasta el XIX no hay pensadores, como Schopenhauer que se declaren claramente ateos. Rico de cuna, no necesitaba trabajar para vivir. Otros filósofos de la época perdieron el trabajo a la más mínima sospecha de incredulidad. Pero la cosa llega más lejos,  Bertrand Russell, autor de Why I am Not a Christian (¿Por qué no soy cristiano?), en pleno siglo XX, un tribunal de Nova York li va prohibir la docència malgrat ser un gran filòsof i matemàtic per no ser creyente. Para Russell todas las religiones tienen dos cosas en común: son falsas y dañinas. Lógicamente lo argumentó incluso ante miembros del alto clero británico por radio. Afirma lo que sigue.

bertrand-russell

Bertrand Russell

La religión se basa, principalmente, a mi entender, en el miedo. Es en parte el miedo a lo desconocido, y en parte, como dije, el deseo de sentir que se tiene un hermano mayor que va a defenderlo a uno en todos sus problemas y disputas. El miedo es la base de todo: el miedo a lo misterioso, el miedo a la derrota, el miedo a la muerte. El miedo es el padre de la crueldad y, por lo tanto, no es de extrañar que la crueldad y la religión vayan de la mano. […] Tenemos que mantenernos en pie y mirar al mundo a la cara: sus cosas buenas, sus cosas malas, sus bellezas y sus fealdades; ver el mundo tal cual es y no tener miedo de él. Conquistarlo mediante la inteligencia y no solo sometiéndonos al terror que emana de él. Toda nuestra concepción de Dios es una concepción derivada del antiguo despotismo oriental. […] Un mundo bueno necesita conocimiento, bondad y valor; no necesita el pesaroso anhelo del pasado, ni el aherrojamiento de la inteligencia libre mediante las palabras proferidas hace mucho por hombres ignorantes. Necesita un criterio sin temor y una inteligencia libre. Necesita esperanza en el futuro, no el mirar hacia un pasado muerto, que confiamos que sea superado por el futuro que nuestra inteligencia puede crear.

 Volvamos al alemán. El gran Karlheiz nació en Bamberg y murió en Hassfurt. Tras combatir en la Segunda Guerra Mundial (había nacido en 1924) estudió derecho, teología, filosofía, historia y literatura. Su primer libro fue una novela, que apareció en 1956 bajo el título “La noche ronda mi casa”, (Die Nacht steht um mein Haus).

Luego nos ha legado libros muy importantes y críticos con la religión e Iglesia católica en especial: La política de los papas en el S. XX, Opus diaboli, Historia sexual del cristianismo, El anticatecismo, El credo falsificado, Abermahls krähte der Hahn (Y de nuevo cantó el gallo)…, pero, sobre todos ellos, los 10 tomos de la Historia criminal del cristianismo. Karlheinz Deschner ha sido un hombre con una inmensa fuerza de voluntad, trabajador constante, asceta, poeta, amante de la naturaleza y los animales pero tremendamente crítico con la Iglesia y el poder en general. Separándose de los historiadores sumisos al estado y poder y de los teólogos amordazados y del amén puso su profesión y oficio, él mismo se entendió, en solidaridad y empatía con los tiranizados y desposeídos del mundo. Y ha sentido en su espalda desde su primer libro, y más con la aparición de sus siguientes libros, el plomo de los poderosos.

h criminal1Volumen primero de la obra.

Tenía ya 60 años cuando cerró un contrato con la editorial hamburguesa Rowohlt para sólo un tomo sobre la historia criminal de la Iglesia, y desde aquella primigenia idea de escribir un libro pasaron 16 hasta que apareció el primero y al que siguieron otros 9, en total 10, que son los que componen su monumental obra: La Historia criminal del cristianismo; más de 6000 páginas y 100.000 indicaciones de fuentes, en la que Karlheinz Deschner, con voz clara y precisa, salda cuentas con las mentiras, crímenes, mojigatería, hipocresías e intrigas de los representantes de Cristo, con sus mandamases clericales, con la masa aborregada y sus poderes aliados. ¡Una lección la que nos da Karlheinz: de laboriosidad, de despego a la hora de escribir, de honestidad y de no andarse por las ramas! Merced a su comportamiento crítico con el poder no tuvo acceso a becas, subsidios, patrocinios oficiales o cargos honorarios, pero sí le ofrecieron su mano amigos generosos (Alfred Schwarz y Herbert Steffen, entre otros) y muchos lectores fieles y, sobre todo, agradecidos.

hitlercardinal4_thumbHitler fue un fanático católico antisemita.

Cómo no, en 1971 fue llevado a un tribunal en Nuremberg por la Iglesia católica, que le acusaba de difamarle. Curiosamente en Nuremberg y contra Karlheinz Deschner, que en 1960 analizó en un par de libros el papel que la Iglesia jugó en el fascismo.“La historia de aquellos que yo describo, me han convertido en su enemigo”. Y si bien salió absuelto tras exponer su punto de vista con una sólida argumentación, la Iglesia, una vez más en su larga historia, le amuralló con su silencio y desprecio, que fue rompiéndose con el boca a boca de sus lectores hasta traducirse a más de 12 idiomas. En su Historia criminal del cristianismo se recogen todos aquellos actos o acciones que muestran, como nadie lo ha hecho hasta nuestros días, las fechorías de la Iglesia a lo largo de los dos milenios: el imperialismo de los papas, la moral sexual cristiana y la persecución de los que han pensado de otro modo. Es cierto que ha habido conocidos críticos de la Iglesia que no están de acuerdo con la valoración global de su crítica (Hans Küng, por ejemplo) o que le acusan de una interpretación parcial de los hechos (¡como si la suya fuera objetiva!). “Ilustración es escándalo, quien ilumina y esclarece el mundo deja más a la vista su mierda que anida”, así formuló Karlheiz Deschner hace muchos años su máxima. “Creo poco, y lo poco no del todo”. Este poeta y músico, retirado, trabajador y asceta nos deja una gran obra. Se casó en 1951, y porque su mujer era divorciada la Iglesia le excomulgó; quizá, como dice un escritor alemán, esto le convirtió de ser un escritor libre en ser también un crítico de la Iglesia. Porque es un grave error aceptar que el cristianismo pudiera tener algo que ver con paz.

¡Su mejor homenaje a este hombre bravo la lectura de un tomo de su Historia criminal del cristianismo, bajado de Internet! En el enlace de abajo se puede acceder a los 9 primeros tomos en castellano. Buena lectura.

Los nueve tomos disponibles en castellano: Historial criminal del cristianismo

Fuente: Rebelión.

 

Anuncis

Quant a rexval

M'agrada Wagner, l'òpera, la clàssica en general i els cantautors, sobretot Raimon i Llach. M'interessa la política, la història, la filosofia, la literatura, el cinema i l'educació. Crec que la cultura és un bé de primera necessitat que ha d'estar a l'abast de tothom.
Aquesta entrada s'ha publicat en Història, Religió, Uncategorized i etiquetada amb , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Los crímenes del cristianismo (I).

  1. Retroenllaç: Los crímenes del cristianismo (II). | EL CAVALLER DEL CIGNE ciutadà valencià de nació catalana //*//

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s