¡Viva Andalucía Libre!

mapa andalucia

28 de febrero, Día de Andalucía.

Sangre andaluza corre por mis venas. Mi madre nació en Úbeda (Jaén). Mi abuelo era socialista de los de entonces, no de los estafadores y ladrones de ahora. Militaba en la UGT y se sentía vinculado a Largo Caballero. Estuvo en dos guerras: la de Melilla y la civil. Nunca disparó un tiro. Era camillero. Con sus manos izó la bandera republicana en el balcón del Ayto. Fue condenado a muerte tras la guerra. Después se la conmutaron por cadena perpetua y trabajos forzados. Trabajo en régimen de esclavitud en el pantano de El Tranco (Beas de Segura). Allí perdió un brazo por la falta de seguridad. Le explotó cerca algún cartucho de dinamita. Siendo carroña roja porque ya no podía trabajar vino una nueva conmutación, la de destierro. Después de recorrer varias poblaciones andaluzas, toda la familia vino a Valencia. Tenía mi madre 18 años y aquí permaneció hasta su muerte un mes antes de cumplir los 83 años.

Mi madre y mi abuela me hablaban de su tierra. Siempre me he sentido valenciano; de hecho hasta pasados los 40 nunca fui a la tierra de mi madre excepto para hacer la mili en Córdoba. Para mí, era el extranjero a pesar de los nexos familiares que mantengo. Aún viven las primas de mi madre. Como siempre me gustó la poesía, escribí de jovencito un romance andaluz para mi madre que dice así:

Viva Andalucía Libre.

Hace siglos fuimos libres
por todos reconocidos,
vino el fosco castellano,
quemando pueblos y olivos.

Guadalquivir verdiblanco
convertido en rojo río,
de la sangre derramada
por los que fueron vencidos,
esclavo de caciques,
ladrones no arrepentidos,
que tiranizan y explotan
a los en el Sur nacidos.
Yo te juro por nuestros muertos
que seremos lo que fuimos
si luchamos todos juntos
y expulsamos al que vino.

Hace siglos fuimos libres
por todos reconocidos,
vino el fosco castellano,
quemando pueblos y olivos.

 Regí

En la escuelas nos ocultan la historia. No se dice quien fue Blas Infante, el Padre de la Patria Andaluza. Tampoco nos dicen los medios de comunicación nada sobre el andalucismo, que puede ser regionalista, federalista o independentista y menos aún nos dice que catalanes y andaluces no son tan diferentes en determinados aspectos; así en 1640 y ss. el independentismo de una monarquía hispánica que todo lo gastaba en sus batallas europeas se encontró al menos con cuatro focos independentistas: Flandes, Portugal, Catalunya y Andalucía. Si en Catalunya el diridente fue Pau Claris con la República Catalana; en el caso andaluz fue Medina Sidonia quien lideraba el movimiento. Ambos fracasaron, pero en ambos lugares existe un movimiento independentista que desagrada mucho al imperialismo español. Blas Infante fue asesinado por unos falangistas como Lorca, en 1936.

Durante siglos, el imperialismo español ha dejado a los andaluces en la miseria. Los terratenientes o señoritos mantienen la misma estructura agraria existente en el Antiguo Régimen con sus cortijos y millones de cortijeros, jornaleros u obreros del campo. Ni un cambio. Nunca se hizo la reforma agraria indispensable para modernizar el país. Esto aboca a una economía subvencionada en la que los gobiernos de turno, en lugar de crear riqueza, se dedican a repartir el PER, organizar cursos para parados, etc. y a vivir de la corrupción de los impuestos que otras comunidades se ven forzadas a pagar. Es indigno por la sencilla razón de que Andalucía es rica. En la época andalusí, de gran prosperidad y cultura, Córdoba era la ciudad más grande y rica de toda Europa hasta que los castellanos la conquistaron y sumieron en la miseria. Un ejemplo a seguir, el del SOC – Sindicato de Obreros del Campo – y otros grupos independentistas. Han sabido ver que España tan solo quiere a los andaluces como mano de obra barata abocada a la emigración.

 Luis Salas AlmelaEl profesor, Luis Salas Almela.

Un historiador de la Universidad de Córdoba da veracidad al complot del duque de Medina Sidonia contra Felipe IV en 1641.

Luis Salas Almela ha dedicado 10 años a rastrear en varios archivos un hecho que la historia ha silenciado.

felipe_iv-743186Felipe IV y la desintegración de la Monarquía Hispánica.

España se hunde. El rey está acosado por los catalanes, levantados en armas contra la corona y que ya buscan aliados en el enemigo francés. Los portugueses también se han rebelado y luchan por su propio territorio. Corre el año 1641 y Felipe IV parece abocado al abismo. Pero todo empeora cuando lo que parecía imposible se hace realidad: una conspiración planea segregar el sur de la península para separar Andalucía del destino de la monarquía. El IX duque de Medina Sidonia, Gaspar Alonso Pérez de Guzmán, perteneciente a una casa nobiliriaria con una enorme influencia política en la corte, trama una especie de golpe de estado en el sur para garantizar el comercio con Indias y Europa, sustento de su riqueza personal y de la de los importantes y dinámicos mercaderes de Sanlúcar de Barrameda, Jerez y Sevilla que no ven con malos ojos un futuro desligado de las eternas guerras de los Austrias en Europa y centrado en el comercio.

Luis Salas Almela, profesor en la Universidad de Córdoba, ha llevado a cabo una investigación a lo largo de más de 10 años que probaría que la conspiración, puesta en duda durante siglos, fue real. Su trabajo, desarrollado en el Archivo de la Casa Ducal de Medina Sidonia y otros archivos españoles y europeos, ha dado como resultado el libro La conspiración del Noveno Duque de Medina Sidonia (1641). Un aristócrata en la crisis del Imperio Español, publicado recientemente en inglés por la prestigiosa editorial científica holandesa Brill y que presentó el 28 de marzo en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Córdoba.

La conspiración de Medina Sidonia ha sido siempre un tema oscuro dentro de la historiografía. Luisa Isabel Álvarez de Toledo, última duquesa de Medina Sidonia y conocida popularmente como la duquesa roja llegó a negar que dicha trama se hubiese producido. “Nunca encontró ningún documento en los archivos de Sanlúcar de Barrameda de los que hizo un exhaustivo catálogo. Pero tampoco es extraño, la conspiración la conocían muy pocas personas y, por su propia naturaleza, no dejó documentos escritos”, explica el historiador.

En 1641 la monarquía estaba exhausta. La Guerra de los 30 años vivía su verano número 23 cuando un espía de La Haya alertó a Felipe IV de que uno de sus súbditos más importantes y clave en el frágil equilibrio político y territorial de la época, tramaba dar un golpe interno que podía ser el de gracia para la dinastía de los Austrias en España. La conspiración del duque de Medina Sidonia fue un plan real, pero nunca se llegó a ejecutar. “En septiembre el rey supo de su existencia por medio de los espías y llamó al duque al Alcázar de Madrid. Y en primaria instancia, perdonó a Medina Sidonia. Eso da muestras de la debilidad política que sufría aquellos años el monarca”, señala el historiador.

El estudio de Salas concluye con una valoración de las consecuencias que tuvo el descubrimiento de la conjura. En el plano político, y a pesar del perdón inicial, el suceso supuso la caída en desgracia de la Casa de Medina Sidonia, después de casi cuatro siglos de ininterrumpida preponderancia social, y además contribuyó a la caída del poder del Conde-Duque de Olivares. Para el duque de Medina Sidonia, personalmente, el desmantelamiento de su plan terminó con su detención y encarcelamiento en diversas prisiones de Castilla y su expatriación definitiva de Andalucía. Por último, para el propio Felipe IV la conjura de Medina Sidonia supuso la pérdida de toda oportunidad de responder con celeridad a la rebelión de Portugal, lo que ayudó de forma notable a que esta nación alcanzara su independencia definitiva.

Luis Salas Almela


infante_blasBlas Infante

(Blas Infante Pérez; Casares, Málaga, 1885 – Sevilla, 1936) Inspirador del movimiento andalucista. Este notario de Sevilla, cercano a los ideales del krausismo y del regeneracionismo, desarrolló un pensamiento nacionalista original aplicado a Andalucía, que plasmó en su obra Ideal andaluz (1915).

En sus propuestas, fuertemente idealistas, Blas Infante buscaba la «regeneración» de Andalucía por la acción, al margen de los partidos, de un movimiento de «hombres nuevos» (los andalucistas) que acabaran con el caciquismo y fomentaran la imprescindible reforma agraria para crear una clase media de campesinos propietarios.

Su actitud de intelectual exquisito, reacio a participar en las luchas partidistas como a manipular a las masas con un discurso populista, le dejaron aislado, a pesar de su empuje inicial en la creación de órganos de prensa y Centros Andaluces, en los últimos años de la Restauración.

Tras la proclamación de la Segunda República (1931), Blas Infante aprovechó el nuevo marco democrático para introducirse en la política: transformó los Centros Andaluces en Junta Liberalista de Andalucía, se presentó sin éxito a las elecciones de 1931 en una candidatura andalucista cercana al Partido Republicano Federal, vio rechazado su intento de acercarse al Partido Social Revolucionario por la desconfianza de los líderes obreros, y se integró en Izquierda Radical Socialista (1932), partido con el cual volvió a fracasar en las elecciones de 1933.

Blas Infante colaboró en la redacción de un Estatuto de Autonomía para Andalucía que nunca llegaría a aprobarse. Decepcionado de la política, se retiró a su casa de Coria, dejando libertad de voto a sus seguidores. Murió asesinado por partidarios de los militares sublevados en los primeros momentos de la Guerra Civil.

Fuente: Vidas y biografías.

 

 

Advertisements

Quant a rexval

M'agrada Wagner, l'òpera, la clàssica en general i els cantautors, sobretot Raimon i Llach. M'interessa la política, la història, la filosofia, la literatura, el cinema i l'educació. Crec que la cultura és un bé de primera necessitat que ha d'estar a l'abast de tothom.
Aquesta entrada s'ha publicat en Article, Història, Poesia, Política, Uncategorized, Vivències i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s