Beethoven escritor, músico y persona. Paralelismos con Wagner (II)

beethoven (3)

En la entrega anterior vimos que Wagner, además de admirar a Beethoven y de sentirse su sucesor, tiene muchas cosas en común con él tanto en el terreno artístico como personal. Ambos son dos genios de la música que tienen sus luces y sus sombras como seres humanos. El sajón dedicó varios escritos al de Bonn. En los años 40, estando en París, escribió un libro de relatos y artículos titulado Un músico alemán en París, donde cuenta sus experiencias, sus ideas artísticas y da rienda suelta a su imaginación, como sucede en uno de sus relatos Una peregrinación a Beethoven donde el protagonista se encuentra con el mismísimo Beethoven. Este el es final:

Al salir de la hospedería, vi cómo mi desventurado compañero subía al coche. 

– ¡Que le vaya bien! – me gritó -. Me ha hecho un gran servicio. Me alegra mucho haber conocido al señor Beethoven. ¿Quiere venir conmigo a Italia? 

– ¿Qué va a buscar usted allí? – le pregunté a mi vez. 

– Quiero visitar al señor Rossini, pues es un famoso compositor. 

– ¡Que tenga suerte! – le grité -. Yo he conocido a Beethoven y ya tengo bastante para toda mi vida. 

Nos separamos. Eché aún una nostálgica mirada a la casa de Beethoven y me volví hacia el norte, el corazón animoso y ennoblecido.

Como vemos, Wagner resume en unas líneas su ideal estético.

  • Desesperación

La carta a sus hermanos expresa el profundo dolor y amargura que siente el compositor por su sordera y otras dolencias. Incluso ha pensado en suicidase y con veintiocho años escribe su testamento. Es un texto desgarrador. Él, que es músico y debería tener mejor oído que nadie se ha ha quedado sordo. Precisamente ha perdido el sentido corporal más importante para un compositor o intérprete. Tampoco Wagner gozó de buena salud. Resulta habitual leer en los Diarios de Cósima ese encabezamiento: “Esta noche R. ha dormido bien,” Sus viajes a Italia tenían mucho que ver con este tema.

Vladimir Ashkenazy – Beethoven funeral march sonata 12 in A flat major 3rd movement

Wagner pensó en suicidarse en diversas ocasiones. En concerto durante su primera estancia en París y poco antes de su encuentro con Ludwig II debido a su mísera situación y falta de oportunidades para desarrollar su obra.

En ambos casos, podríamos decir que fue el arte quien los salvó. Sus vidas tenían un objetivo al que estaban a su servicio: su obra, el arte, la música… que no son un mero pasatiempo, sino unas creaciones que contienen una chispa divina, un carácter cuasi religioso. Lo veremos en el Testamento y en la letra de la Oda de Schiller.

Aun le faltaban 25 años para morir. Su sepelio fue todo una acontecimiento al que acudieron miles de personas. Había pasado a la historia.

Beethoven_Funerals

Funeral de Beethoven

Testamento de Heiglnstadt

A mis hermanos Carl y Johann:

¡Oh semejantes míos, que me toman o que me denuncian, como triste, malhumorado, o mezquino, que gran mal me hacen!

No saben la causa secreta de lo que me hace presentar tal aspecto. Mi corazón y mi disposición desde mi niñez, se inclinaban hacia los sentimientos tiernos de la buena voluntad y yo siempre me inclinaba hacia las grandes accionees, pero consideren que durante seis años yo he caído bajo una condición incurable y empeorada por medios insensatos, engañado durante años con una esperanza de mejoría y finalmente expuesto a la contemplación de una dolencia duradera, la curación de la cual podrá llevar años o tal vez sea imposible.

Nacido con un temperamento ardiente y lleno de vida, incluyendo una disposición de entretener a la sociedad.

A temprana edad tuve que aislarme para vivir una vida soli experimentar las deficiencias de mi oído; más aún no me era posible pedir a las personas «que hablaran mas fuerte, que gritaran, porque yo era sordo».

De que manera debía yo admitir la debilidad en uno de los sentidos que debía haber sido mas perfecto para mi que en otros; un sentido que yo antes poseía en la mayor perfección, una perfección como pocos de mi profesión hayan experimentado

¡Oh, no lo puedo hacer! Perdónenme entonces si me ven alejarme cuando debía estar allegándome al mundo. Mi infortunio me da un dolor doble cuando trato de hacer que otros comprendan.

La recreación en la sociedad humana, los pasajes mas deleitables de la conversación, las confidencias; ninguna de estas cosas es para mí; ya solo, nada menos que las exigencias mas grandes pueden lograr que yo me exponga a la vida social. Yo tengo que vivir como un exiliado; si estoy en compañía de otros, cae sobre mi un terrible temor, el temor de que lleguen a saber de mi condición.

Así ha sido durante estos últimos seis meses que he pasado en el campo, bajo ordenes de mi buen medico, en los que he tratado de proteger todo lo posible mi oido. Su prescripción concordó con lo que ha llegado a ser casi natural para mi, aunque a veces por mis deseos de asociarme con otros me he dejado engañar; pero que humillación cuando alguien parado junto a mi oia una flauta y yo nada oia, o un paseo por el quehacer.

Paciencia (esa es la palabra, ella es la que tengo que tomar como mi guia; lo he hecho) espero que mi resolución de perdurar sea constante, hasta que los inexorables faros corten el hilo. Puede ser que las cosas mejoren, pero puede ser que no; estoy preparado tan pronto en mi año 28 de vida se me exige volverme filosofo; no es facil; más difícil para un artista que para cualquier otro.

Oh Dios, Tú ves hasta mis entrañas. Tu me conoces, Tu sabes que el amor hacia el hombre y la inclinación a la beneficencia moran dentro de mi.

Oh mis semejantes, cuando posteriormente lean esto, crean que me han hecho mal; y el desafortunado que se consuele encontrándose un compañero en la mala fortuna, quien, a pesar de todos los obstáculos naturales, no ha dejado de hacer todo lo que este a su alcance para formar filas con los artistas y los buenos hombres.

Mi deseo es que tengan mejor vida que yo, con menos preocupaciones. Exhorten a sus hijos a la virtud, esto solamente puede traer la felicidad, no el dinero, yo hablo de la experiencia; aquello fue lo que me sostuvo aun en la miseria, a aquello y a mi corazon tengo que agradecer que no haya terminado mi vida con el suicidio.

beethoven (4)

Adiós, ámense los unos a los otros. Doy gracias a todos mis amigos, especialmente al Príncipe Lichnowski y al Profesor Schmidt. Yo quiero que los instrumentos del Príncipe Lichnowski permanezcan bajo el cuidado de alguno de ustedes, pero que no haya contiendas entre ustedes acerca de ellos; únicamente cuando les puedan ayudar a lograr algo mas útil, véndanlos sin demora. Que gozoso estaré si aun bajo la tierra puedo serles útil. Que sea con gozo que yo apresuradamente camine hacia la muerte y la vea cara a cara.

Si viene antes que yo haya tenido la oportunidad de desenvolver todas mis capacidades artísticas, a pesar de mi dura suerte, vendrá demasiado pronto, y yo seguramente deseare que venga mas tarde, pero aun así estoy contento. ¿Acaso no me libra de un estado de sufrimiento incesante? Ven cuando quieras, yo te hare frente con valor.

Adiós y no me olviden del todo en la muerte, yo merezco esto de ustedes, de
quienes en mi vida he pensado con frecuencia, deseándoles felicidad.

¡Que así sea!

Ludwig van Beethoven

Heiglnstadt, 6 de octubre de 1802

9ª Sinfonía. Mov. 4 . Incluye la Oda de a alegría. Daniel Barenboim.
  • La música y la palabra

La Coral de la Novena Sinfonía de Beethoven supone la unión de la poesía con la música; de los versos de Schiller con las notas del compositor. Toda una revolución musical. Por primera vez la voz humana, la palabra, se une a la orquesta en una sinfonía. Wagner verá en ello el cimiento de sus futuros dramas musicales. La música estará al servicio del drama y ello revolucionrá tanto el concepto de música como el de poema dramático. Wagner admiraba profundamente la música de Beethoven, especialmente la 9ª Sinfonía, cuya partitura ya de joven se sabía de memoria, incluso compuso un arreglo para esta obra. El contenido de la oda hace referencia a unos ideales de hermandad en los que creían tanto el compositor como el poeta. Por algo Beethoven, que era muy exigente con los textos, eligió el poema de Schiller para su última sinfonía.

Oda a la alegría. Schiller.

¡Oh, amigos, no con esos acentos!
¡Entonemos cantos placenteros
y plenos de alegría!

¡Alegría, hermosa chispa de los dioses
hija del Elíseo!
¡Ebrios de ardor penetramos,
diosa celeste, en tu santuario!

Tu hechizo vuelve a unir
lo que el mundo había separado,
todos los hombres se vuelven hermanos
allí donde se posa tu ala suave.

Quien haya alcanzado la fortuna
de poseer la amistad de un amigo, quien
haya conquistado a una mujer deleitable
una su júbilo al nuestro.

Sí, quien pueda llamar suya aunque
sólo sea a un alma sobre la Tierra.
Y quien no pueda hacerlo,
que se aleje llorando de esta hermandad.

Todos los seres beben la alegría
en el seno de la naturaleza,
todos, los buenos y los malos,
siguen su camino de rosas.

Nos dio ósculos y pámpanos
y un fiel amigo hasta la muerte.
Al gusano se le concedió placer
y al querubín estar ante Dios.

Gozosos, como los astros que recorren
los grandiosos espacios celestes,
transitad, hermanos,
por vuestro camino, alegremente,
como el héroe hacia la victoria.

¡Abrazaos, criaturas innumerables!
¡Que ese beso alcance al mundo entero!
¡Hermanos!, sobre la bóveda estrellada
tiene que vivir un Padre amoroso.
¿No vislumbras, oh mundo, a tu Creador?
Búscalo sobre la bóveda estrellada.
Allí, sobre las estrellas, debe vivir.

Aquí tenemos la Coral en el arreglo que hizo Wagner.

Anuncis

Quant a rexval

M'agrada Wagner, l'òpera, la clàssica en general i els cantautors, sobretot Raimon i Llach. M'interessa la política, la història, la filosofia, la literatura, el cinema i l'educació. Crec que la cultura és un bé de primera necessitat que ha d'estar a l'abast de tothom.
Aquesta entrada s'ha publicat en Article, Poesia, Uncategorized, Wagner i etiquetada amb , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Beethoven escritor, músico y persona. Paralelismos con Wagner (II)

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s