Ricardo en la Casa del Padre Eterno.

fagoaga 2

El gran tenor wagneriano Fagoaga, tío de Ricardo.


A mis amigos argentinos Ricardo y Cecilia.

Ricardo nos ha dejado. Era mi amigo en la distancia. Nunca lo conocí personalmente. Coincidimos en un foro dedicado a Wagner. Desde entonces estuvimos en contacto a través de Internet. Han sido más de diez años de una relación que me ha enriquecido en muchos sentidos. No quisiera desvelar nada que él no autorizara, por ello procuraré ser discreto y referirme solamente a lo que creo que estaría de acuerdo que hiciera público, si público puede llamarse a este blog sin ser arrogante.

wagner 2Bruckner_final_yearsstrauss jove

Nos unía Wagner por encima de todo, sin olvidarnos de Bruckner y Strauss. Ricardo era una persona muy culta y bien formada. A él acudía como un discípulo a su maestro para consultarle mis dudas. Su conocimiento de temas wagnerianos y de muchos otros, era enciclopédico. Me hacía de corrector cuando metía la pata en alguno de mis rolletes. Conocía el alemán y otras lenguas vivas y muertas. Cuando lo hacía siempre era de manera didáctica y para nada pontificadora. Hablábamos de muchos temas y jamás hubo la más mínima disputa entre nosotros. Coincidíamos en muchas cosas, pero no en todo, claro. Siempre hubo un gran respeto entre nosotros. En Ricardo se unía la inteligencia con la bondad, cualidad que el poeta catalán Espriu resaltaba por encima de las demás. Mi amigo era un hombre bueno, como diría Machado; bueno y generoso, muy generoso. Conmigo compartió grabaciones excelentes que me enviaba a través de la nube – como él decía – pidiéndome que las compartiera con quien estuviera interesado. Disponía de todo un arsenal de música, incluyendo grabaciones del Colón de Buenos Aires míticas con Kleiber y Nilsson.

Debo parar. Estoy escuchando por Spotify el adagio de la Séptima de Bruckner en versión de Barenboim con la Filarmónica de Berlín y no puedo evitar que se me nuble la vista. Hay tres adagios que me desarman: este de Bruckner, el adagietto de la Quinta de Mahler popularizado por Muerte en Venecia de Visconti y el adagio lamentoso del finale de la Patética de Chaikovski. Todos ellos evocan un tema que me obsesiona: la muerte. Ojalá pudiera creer como tantos amigos en la inmortalidad. Sería hermoso pensar que Ricardo partió a la Casa del Padre Eterno que dijo tan poéticamente mi amiga Cecilia. Como wagneriano, estoy seguro de que ya está en el Walhalla, aunque más que seguridad es deseo. Un deseo que nace de mi alma dolida por el dolor de su partida. La música me transporta a ese lugar ideal que se encuentra más allá de la experiencia mundana.

Aquí tenemos el adagio citado, segundo movimiento de la 7ª sinfonía de Bruckner en la versión referencial de Celibidache. Eugen Jochum y el rumano son mis favoritos en este repertorio. Podemos percibir el dolor del compositor por la muerte de su adorado Wagner, especialmente en la coda, que parece ser el sonido de la más honda desolación.

Como dije, Wagner era la base de nuestra relación. Ricardo, además de melómano, era muy habilidoso en cuestiones técnicas. Se las ingeniaba para incluir toda una Tetralogía en cuatro DVD de audio con sonido de CD. Decía que así te evitaban andar cambiando  disquitos. Me explicó cómo hacerlo paso a paso, incluso me proporcionó información sobre un programa de un finlandés que utilizaba él. Yo, ni a la de tres, que soy muy torpe para todo y, para esto, mucho más. Ricardo se empeñaba en enviarme por correo lo que quisiera, pero yo me resistía porque me informé de que la broma costaba como mínimo 12 € solo en gastos de envío, y me constaba que eso era un pastón para un argentino medio. En broma le decía que no me importaba cambiar los CDs, que así me levantaba del sofá y que me hacía falta hacer ejercicio. En una ocasión no me pude negar, y me alegro de ello, porque ahora tengo un tesoro que guardo como oro en paño. Me envió con su caja y todo, el Anillo de Kempe de Covent Garden en 1957. Tuvo la paciencia y la atención de dedicar me su tiempo y de hacerme llegar algo que parecía comprado. La portada de la caja era una filigrana en la que utilizó letras góticas alemanas. Se escucha con mucho agrado a pesar de que la toma original de sonido no sea demasiado buena por ser live y muy probablemente pirata.

Os cuento algo extraño que me ha sucedido – a mi mujer para ser preciso – con esta caja. Cuando Ricardo estaba pasando sus últimos momentos en este mundo, a mi mujer le dio por cambiar de sitio unos discos. Tropezó y se le cayeron al suelo todas las cajas que llevaba menos una. Sí, justamente la de Kempe, que se le quedó en las manos. Me dijo que sintió algo extraño y muy similar a otra experiencia que tuvo el día que murió su abuela y su padre. Cuando pocas horas después le he contado lo sucedido, se ha quedado impresionada. Intuía que pasaba algo y así ha sido. Si os soy sincero, me ronda en la cabeza la posibilidad de que Ricardo se estuviera despidiendo de mí. No creo en las casualidades. Mi mujer sintió que la caja llamaba su atención y pensó en Ricardo sin recordar entonces que él era quien me la había enviado. Ahora mismo, la estamos escuchando. Por la pantalla se puede ver una foto de Wagner y cada uno de los tracks que componen cada acto. Un trabajo bien hecho.

Escuchemos Die Walküre por Kempe en Bayreuth tres años después de Covent Garden con Windgassen, Varnay y Frick destacando en el elenco:

Otra cosa que Ricardo y yo teníamos en común era nuestro gusto por Richard Strauss, destacando por Salome en concreto. Ambos teníamos unas cuantas versiones en nuestra discoteca. A él le encantaba ésta,  procedente del Teatro Colón de Buenos Aires. La subió a la nube y la compartió conmigo y unos cuantos contertulios de mi lista de correo. Escuchemos el final aprovechando para recordar que la soprano sueca se dio a conocer internacionalmente en este lugar:

Salome – Nilsson- Uhl- Goffman – conductor: Georges Sebastian live Teatro Colon Buenos Aires, 21.09.1965

Mi amigo Ricardo me hizo un gran favor. Me interesaba mucho el documental Wagner and Me de Stephen Fry (Stephen Fry on Wagner). Lo tenía en versión original inglesa sin subtíulos y había cosas que se me escapaban. Él se las ingenió para ponerle subtítulos en inglés y castellano – de su propia traducción – que me envió a través de su nube para compartir con mis tertulianos. Así lo hice y fueron muchas las peticiones que recibí. En ese momento no estaba en youtube.


fagoaga 3fagoaga 1fagoaga 2

Fagoaga, uno de los  tenores wagnerianos más apreciados en su época.

Muchas más cosas podría contar de mi amigo Ricardo, pero me permitiréis que no lo haga porque son confidencias que deben permanecer en el ámbito de lo privado. Os diré que era sobrino de Isidoro Fagoaga, el famoso heldentenor wagnerianiano que tuvo que exiliarse a Buenos Aires tras la guerra civil por sus ideas antifranquistas y provascas. Adjunto enlaces sobre este tenor injustamente olvidado.

Información sobre Fagoaga.

Un artículo sobre el tenor vasco. Incluye fotos y audiciones. Un gran cantante, sin duda, y excelente actor.

El propio Ricardo habla de su tío en este foro.

Aquí tenemos a Isidoro Fagoaga cantando en italiano, pràctica habitual entonces. Cantó con Panizza – que sustituía a Toscanini por enfermedad – el primer ciclo completo del Anillo que se interpretó en La Scala de Milán.

Nunca te olvidaré porque siempre estarás en mi corazón. Descansa en paz, amigo mío, y que Dios te tenga en su Gloria. Leb wohl! Con esta música quisiera despedirme del mundo cuando venga a buscarme mi walkiria a ser posible con Hans Hotter como Wotan y Kna dirigiendo la orquesta del Festspielhaus.

 Mr Wotan – Hotter – en grabación de estudio en 1957 con un sonido excelente:

El Anillo de Kempe que me envió Ricardo es de 1957, el mismo año que el corte que por azar he encontrado en youtube. Fue representado entre septiembre y octubre. Hoy es 9 de octubre. Como dije, no creo en las coincidencias.

Leb wohl, Ricardo!

Advertisements

Quant a rexval

M'agrada Wagner, l'òpera, la clàssica en general i els cantautors, sobretot Raimon i Llach. M'interessa la política, la història, la filosofia, la literatura, el cinema i l'educació. Crec que la cultura és un bé de primera necessitat que ha d'estar a l'abast de tothom.
Aquesta entrada s'ha publicat en Òpera, cantants, Vivències, Wagner i etiquetada amb , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

5 respostes a Ricardo en la Casa del Padre Eterno.

  1. Muy emotivo. Un fuerte abrazo a ti y a todos tus seguidores.

  2. rexval ha dit:

    Muchas gracias, Rafael.

  3. Luisa Zorraquin ha dit:

    Desde la lejana Argentina, te lee una emocionada amiga de Ricardo. Muchas gracias por este bellísimo recuerdo. Luxteo

    • rexval ha dit:

      Muchas gracias a ti por intervenir, Luisa. A Argentina la siento muy próxima y era lo mínimo que podía hacer por un amigo como Ricardo que tan bien se portó conmigo.

      Te acompaño en el sentimiento.

      Regí

  4. Retroenllaç: El tenor wagnerià basc Isidoro Fagoaga i el bombardeig de Gernika. | EL CAVALLER DEL CIGNE ciutadà valencià de nació catalana //*//

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s