Wagner y la religión. Relación con el arte. Textos comentados (II)

Dresden_May_revolt_1849

Revolución de Dresde.

 Dos textos del año de la Revolución (1949)

Realizada la introducción al tema, empezamos a  analizar los textos de Wagner en que habla de religión. Para ello, he seleccionado estos extractos de: El arte del futuro. En torno al principio del comunismo (1849) para comenzar. La mayúsculas y negritas son mías.

“¿De dónde proceden todas estas sorprendentes INVENCIONES, exégesis, etcétera, únicas a las que debemos la formación de RELIGIONES y constituciones estatales? (…) tuvo que recurrir a la inventiva de la FANTASÍA, la cual ha depositado, asimismo, sus engendros en nuestras instituciones estatales de hoy, por severas que nos parezcan, para ira de la sana razón.

(…) la llamada consecuencia histórica, la cual, en realidad y de acuerdo con su esencia, se basa en la leyenda, la tradición, el mito y la RELIGIÓN, en orígenes e instituciones, legitimaciones y supuestos que, en sus puntos más visibles, no descansan absolutamente en una realidad histórica, sino en una INVENCIÓN (en la mayoría de casos, ARBITRARIA) mística, fantástica, como, por ejemplo, la monarquía y la propiedad hereditaria, etcétera.

evangelistas

Evangelistas

El ERROR (CRISTIANISMO) es necesario, pero no la necesidad en sí misma; la necesidad es la verdad que aparece por doquier como fuerza impulsora, impulsora incluso del error, donde el error alcanza su meta, se destruye a sí mismo y termina. Por eso, el error es PERECEDERO, la verdad eterna.

Cuando el politeísmo fue destruido de hecho por la vida y los filósofos ayudaron a destruirlo científicamente, la nueva creación emergió por sí misma en el cristianismo. El CRISTIANISMO fue el nacimiento del pueblo; mientras fue pura EXPRESIÓN POPULAR, en él todo fue robusto, verdadero y sincero; un ERROR NECESARIO: inconscientemente, este fenómeno popular obligó a que lo reconocieran toda inteligencia y toda formación del mundo greco-romano, y cuando, a su vez, éste se convirtió en objeto de la inteligencia, de la ciencia, se mostró en él el ERROR FRUDULENTO, hipócrita, como TEOLOGÍA; cuando la teología no pudo más, apareció la FILOSOFÍA, y ésta se levanta, finalmente, por si misma al condenar en sí misma -como CIENCIA- el error.

El error del pueblo (…) Este error es, pues, honesto por involuntario. (…) Los únicos artistas cristianos son en realidad los padres de la iglesia que reprodujeron con pureza y fidelidad LA FE INGENUA, popular, nucleica DEL PUEBLO. La TRAGEDIA GRIEGA es un ACTO RELIGIOSO, religión hermosa, humana.”

Yo diría que Wagner, influido por Feuerbach, considera la religión como un invento del ser humano, fruto de la fantasía y de la arbitrariedad. Considera que el cristianismo es un error necesario, fruto de la expresión popular. Éste es un error perecedero, ya que la filosofía (como ciencia) lo condena a pesar de la hipócrita falsedad de la teología. A pesar de ello, ve con buenos ojos la fe ingenua del pueblo y el papel que tuvo en el arte en la época de los padres de la iglesia. Admira la tragedia griega, a la que atribuye un aspecto religioso (por humano).

Conclusión: El Wagner de este escrito es claramente ATEO, lo que no quiere decir que no sienta simpatía por la fe sincera del pueblo y las manifestaciones artísticas que origina el fenómeno religioso.

Pasemos ahora a El Arte y la Revolución (1849). Veremos como Wagner arremete contra el Cristianismo, especialmente contra la Iglesia católica, aunque hace alabanza de Jesús, a quien, junto a Apolo, considera el maestro más sublime de la humanidad. Hay que resaltar para el compositor, Jesús es un luchador revolucionario (véase la alusión a la espada). En la comparación entre los antiguos griegos y el Cristianismo y sus dogmas esta religión sale tremendamente perjudicada. En el sustrato cristiano ve el sajón el origen de todos los males de la civilización actual, y, en la Razón colectiva de la Humanidad, la solución real a los problemas que las falsas promesas del Cristianismo no pueden resolver.

El Cristianismo justifica que el hombre lleve sobre la tierra una existencia afrentosa, inútil y miserable, mediante el prodigioso amor de Dios, que (…) lo ha confinado aquí abajo en una prisión repugnante, con el fin de que, como premio de saciarse de su propio desprecio, encuentre preparada después de la muerte una eternidad plena de (…). El hombre, por consiguiente, podía y debía permanecer en la más baja e inhumana degradación (…) puesto que esta vida maldita era el reino del diablo, (…) a les penas eternas del infierno! 

Al hombre no le era exigido nada más que la Fe, es decir, el reconocimiento de su condición miserable, y la abdicación de todo esfuerzo propio para huir de este estado, del cual solo debía librarlo la inmerecida Gracia de Dios.

jesus- sermom montaña

Para Wagner Jesús es un revolucionario que lucha por los oprimidos.

El historiador no sabe con certeza si pensaba de esta manera el hijo humilde del carpintero de Galilea, quien, contemplando les miserias de sus hermanos, pregonaba que él no había venido al mundo para llevar la paz, sino la espada; quien, lleno de amor por los oprimidos, tronaba irado contra los hipócritas fariseos (…) quien, finalmente, predicaba el amor universal, el amor al prójimo, (…)

El más profundo y general envilecimiento de la humanidad civilizada fue el terreno fecundador que hizo que la planta del dogma cristiano fructificara. Mientras que los griegos permanecían en el anfiteatro por espacio de pocas horas, pero llenas de las más profundas enseñanzas, los cristianos, en cambio, se recluían toda la vida en un claustro; los unos tenían por juez la Asamblea popular, los otros, la Inquisición; en unos la evolución del estado les llevó a la franca democracia, a los otros, el hipócrita absolutismo. La HIPOCRESÍA es, en general, el rasgo más característico de la fisonomía propia de toda la Era cristiana hasta nuestros días (…)

En les enfermizas venas del mundo romano fue infiltrada la sangre fresca y salutífera de les jóvenes naciones germánicas; y, a pesar de la admisión del Cristianismo, (…). Por ello, en toda la historia de la Edad Media encontramos como factor más culminante la continua lucha del poder temporal contra el despotismo de la Iglesia romana. De manera que el Arte la Europa cristiana no podía, como el Arte de los helenos, manifestarse como expresión de un mundo en su unidad perfectamente armónica, pues justamente en su natura más intima se sentía dividida, de manera irreparable y irreconciliable, entre la consciencia y la fuerza vital, entre la fantasía supersticiosa y la realidad.

Toda la actividad intelectual era circunscrita a los preceptos del Cristianismo, que proscribía todo gozo de vivir y lo calificaba de pecaminoso. Solamente cuando se apagó el fuego de la fe religiosa, cuando la Iglesia manifestó abiertamente un despotismo mundano, sensible materialmente a cada paso, y en alianza con el absolutismo del poder temporal que aquella santificaba y que no era menos prácticamente sensible, solo entonces debía tener lugar el Renacimiento de les Artes.

Entonces fue, verdaderamente, la negación más completa del Cristianismo, el hecho de representar los asuntos de la fe, les creaciones extáticas de la fantasía, bajo la forma de belleza mundana, y disfrutar el goce artístico de esta belleza; y fue para el Cristianismo la humillación más afrentosa, haber de buscar la muestra de tales creaciones artísticas en el propio Arte pagano de los griegos. 

Papa- Gregorythegreat

Wagner siempre fue muy crítico con la Curia.

Pero, a pesar de ello, la Iglesia se apropió sin escrúpulos, aquella renaciente vida artística, (…) no se avergonzó de cubrirse con las plumas tomadas prestadas del paganismo, y de acreditarse así públicamente de mentirosa e hipócrita. ¡Oh depravación civilizada, oh estupidez cristiana de los tiempos modernos! També en esto hay que reconocer la deplorable influencia del Cristianismo. Pues, si este dogma pone la finalidad del hombre totalmente fuera de su existencia terrenal, y concentra esta finalidad en el Dios absoluto y sobrehumano (…) y así vemos, con auténtico horror, la encarnación perfecta del espíritu del Cristianismo en una moderna manufactura algodonera: a favor de los ricos, Dios se ha convertido en la Industria. 

(…) Aún somos esclavos (…) Esclavos eren aquellos a quien un día los apóstoles cristianos y el emperador Constantino aconsejaban comportar con paciencia les miserias de aquí abajo, para encontrar allá un porvenir mejor. Libre de esta esclavitud se sentía solamente el emperador Constantino, quien, como déspota pagano y sibarita, disponía a su antojo de la vida terrenal de sus vasallos creyentes.

No debemos de maravillarnos de que el Arte vaya también en la búsqueda de éste (del dinero), pues todas las cosas se afanan por su redención, por su Dios… y nuestro Dios es el dinero, nuestra religión es el lucro. La civilización, partiendo del dogma cristiano de que la natura humana es abominable, ha renegado del hombre. Este Padre celestial (al que se refiere Jesús) no será entonces otro sino la Razón colectiva de la Humanidad que se apropiará de la Naturaleza con todas sus riquezas en provecho de todo el mundo.

Los dogmas cristianos no son realizables. ¿Cómo podrían estos dogmas hacerse efectivos y vivos, pasar a la vida real, si están dirigidos contra la vida misma, si niegan y reprueban el principio de vida? El Cristianismo es de un contenido puramente espiritual, super-espiritual; predica sumisión, renunciación, desprecio de todo lo terrenal, y, a pesar de este desprecio… amor fraternal! Si se hubiera realizado hasta sus últimas consecuencias, se habría exterminado el hombre sobre la tierra, puesto que incluía como la más alta de las virtudes la abstinencia del amor sexual.

Así, JESÚS nos habrá enseñado que todos los hombres somos iguales y hermanos, mas APOLUS habrá impreso en esta grandiosa unión fraternal el sello de la fuerza y de la belleza, sustrayendo al hombre de la duda de su propio valor, y llevándolo a la consciencia de su más alta pujanza divina. Elevemos, pues, el altar del porvenir, así en la Vida como en el Arte venidero, a los dos Maestros más sublimes de la humanidad: Jesús, que padeció por todos los hombres, y Apolo, que los elevará al pleno gozo de su dignidad!”

Bien. Aquí vemos también la influencia de Feuerbach. El revolucionario Wagner se nos muestra muy duro con el Cristianismo, aunque admira a Jesús como hombre. Aún no ha sufrido la decepción por el fracaso revolucionario ni ha leído a Shopenhauer ni muestra interés por las religiones indostánicas. Coincide con Marx en su ensayo sobre la cuestión judía cuando dice que nuestro Dios es el dinero y nuestra religión, el lucro.

En próximas intervenciones extractaré y comentaré dos escritos de los años 80 en los que Wagner ha evolucionado en sus ideas: Heroísmo y Cristianismo y Religión y Arte.
¿Tuvo razón Nietzsche cuando le acusó de haberse hecho piadoso por aquel entonces? ¿Son Siegfried y Parsifal los redentores / liberadores correspondientes a su influencia feuerbachiana y schopenhaueriana respectivamente?

Sobre la supuesta conversión de Wagner.

cosima wagner-giroud

Edición alemana del libro.

Hay quien afirma que en Wagner se despertó la religiosidad al final de su vida, que se hizo “piadoso” y se convirtió al cristianismo. Incluso hay quien habla de la ideología católica de su Parsifal. Veamos lo que opina del tema Françoise Giroud, autora de Cósima Wagner, publicado por Plaza y Janés en su colección De Bolsillo. El interés del libro y su ecomómico  precio, aconsejan vivamente su adquisición. 

En él podemos leer:

“El 2 de noviembre de este año [1876], en los acantilados de Sorrento, tiene lugar una escena destinada a ser histórica, por lo mucho que ha sido repetida. Durante un paseo nocturno con Cosima, Malwida von Meysenbug y Nietzsche, Wagner habría hablado del carácter fundamental de la EXPERIENCIA CRISTIANA, que le habría inspirado para escribir la historia de Parsifal. Sorprendido por esta SÚBITA TRANSFORMACIÓN del pensamiento wagneriano, Nietzsche habría respondido con un silencio hostil a la repentina EXALTACIÓN RELIGIOSA de Wagner, y después se habría alejado bruscamente.

Desgraciadamente, ESTA ESCENA ES FALSA. El viejo hechicero, que REALMENTE NO CREÍA EN DIOS no era quién para arrodillarse ante la Cruz. Todo, en particular el Diario de Cosima, apunta a que en Sorrento no ocurrió nada de eso. Ella evoca esta velada como un agradable paseo sin percances. Además, Nietzsche ya conocía el bosquejo en prosa de Parsifal desde las Navidades de 1869, y la intención de Wagner de situar su obra en un contexto espiritual y mítico. Finalmente, en octubre, Nietzsche escribiría a Cosima: «La maravillosa promesa de Parsifal nos consuela en todas las situaciones en que necesitamos consuelo». No, no ocurrió nada en Sorrento, a no ser que los dos hombres, sin saberlo, se vieron allí por última vez.”

Es un tópico – nacido del mismo Nietzche y perpetuado en sus libros – que el motivo del alejamiento de Wagner fue la supuesta conversión al cristianismo realizada por el compositor cuando compuso Parsifal. Sin embargo, parece que no fue así. un especialista en Wagner como Gregor-Dellin corrobora lo expuesto por Giroud. Alguien dijo que al filósofo no hay que tomarlo demasiado en serio. No olvidemos que tenía problemas de salud mental – acabó en un manicomio – y que, despechado, no solo atacó a su antes adorado Wagner, sino que mintió. Ya hablaremos de ello y de Carmen, la ópera de Bizet que opone a Parsifal. hay ensayos sobre si realmente le gustaba Carmen o no a Nietzsche.

Hay que tener en cuenta que Wagner dijo que los alemanes no querían obras paganas, sino cristianas. Esto pudo influir en la elección de temática cristiana para Parsifal – al menos en apariencia – ya que podría haber utilizado su esbozo budista Die Sieger en su lugar. Pensemos también que Wagner era perfectamente ateo y anticristiano – sobre todo, anticatólico – cuando compuso Tannhäuser y Lohengrin, de temática cristiana. El hecho de que una obra se base en leyendas de una determinada religión no implica que el compositor sea creyente de la misma.

                       feuerbach nmSchopenhauer

Feuerbach y Schopenhauer.

Antes de seguir comentando los escritos wagnerianos de los 80 en los que el músico aborda el tema de la religión, creo necesario hacer referencia al concepto religioso de los dos filósofos que más influyeron en el compositor. Hay quien afirma que existe un joven Wagner, revolucionario y ateo, influido por Feuerbach, y otro maduro, reaccionario y piadoso, bajo la influencia de Schopenhauer.

Yo formulo la hipótesis de trabajo de que, aunque Wagner sufrió una enorme decepción, que le sumergió en una profunda depresión, ante el fracaso de las intentonas revolucionarias de finales de los 40, su pensamiento fue -en lo fundamental- muy similar

En el aspecto religioso, siempre fue ateo, a pesar de su interés por la religión. A este respecto, hay que decir que ambos filósofos coinciden en dos cosas aparentemente contradictorias:

1.Son de los primeros en manifestarse clara y abiertamente ateos: los dioses son un invento de los hombres.

2.A pesar de ello, tienen un concepto positivo del cristianismo: es la culminación de todas las religiones.

De los dos postulados anteriores, no debe resultarnos paradójico que Wagner se declarara cristiano  aunque tuviera una concepción atea del fenómeno religioso. En la próxima entrega, veremos el punto de vista de cada cual, y comprenderemos que -en este sentido- no hay gran diferencia entre ambos a no ser por el interés orientalista del de Danzig.

 

Advertisements

Quant a rexval

M'agrada Wagner, l'òpera, la clàssica en general i els cantautors, sobretot Raimon i Llach. M'interessa la política, la història, la filosofia, la literatura, el cinema i l'educació. Crec que la cultura és un bé de primera necessitat que ha d'estar a l'abast de tothom.
Aquesta entrada s'ha publicat en Article, Assaig, Filosofia, Llibres, Religió, Uncategorized, Wagner i etiquetada amb , , , , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s