Babi Jar y Shostakovich. El genocidio nazi.

cadáveres holocausto

Cadáveres del genocidio nazi

Como es sabido, en Ucrania están al borde de la guerra civil. Este país no es homogéneo, sino que se compone de dos grupos étnicos y lingüísticos diferentes: ucranianos y rusos a los que se suman otras minorías. El problema viene de lejos. Por una parte Stalin dejó morir de hambre a miles de ucranianos que se oponían a su política. Por otra, muchos ucranianos colaboraron con los nazis en el exterminio de judíos, rusos y gitanos. Tras la muerte del dictador, la URSS entrega a Ucrania la península de Crimea, de población mayoritariamente rusa. Lo que está sucediendo ahora en Ucrania tiene origen en ello y recuerda los conflictos étnicos de la antigua Yugoslavia.

Sabía que una de las sinfonías de Shostakovich se llamaba “Babi Jar”, la 13. Junto a “Leningrado” son dos de mis favoritas de quien considero el mejor sinfonista del siglo XX. Hace poco me encontré con una película del mismo nombre. Debe ser ucraniana. Las imágenes son escalofriantes; te hacen sentir lo que sucedió. Una de las matanzas más crueles del la guerra. Os aconsejo ver el inicio de la película. A partir del minuto 1:20, es escalofriante, aterrador; parece real. Se pudo reconstruir gracias a una superviviente que lo contó todo. El oficial alemán al mando fue condenado a muerte gracias a su testimonio.

Ukraine

Ucrania

Operación Barbarroja. Hitler-Himmler ordena el exterminio total de judíos y otros elementos “indeseables” para conseguir el “espacio vital” de la supuesta raza aria, que Wotan confunda en las profundidades donde habita Hella.

Las imágenes que vais a ver son de una crueldad inhumana. El oficial al mando está muy tranquilo. Se diría que incluso se dispone a pasar un buen rato. Aquí tenéis el momento culminante de “Babi Yar”: el ametrallamiento de las víctimas inocentes:

 

A continuación, la película completa donde podréis ver el final entero: matanzas, vals, alcohol, orinar sobre los cadáveres… hiere la sensibilidad el realismo logrado.

 

Os cuento sucintamente lo que sucedió. Los nazis invaden Ucrania y llegan a Kiev. Una persona me dijo que no había que confundir las SS con los nazis o con la Wehrmacht. Yo no lo veo así, al menos en los resultados. Todos hacían lo mismo por mayor o menor sadismo, aunque es innegable que también hubo quien tuvo cargos de conciencia y acabó necesitando ayuda psicológica. Esta es,junto a la cuestión económica, una de las causas de las cámaras de gas. No todo podían tirar un tiro a la nuca a un niño indefenso. Quien tuvo arrestos para oponerse fue eliminado.

Imagen

Judíos ucranianos cavando su propia tumba

Aquí, en esta horrible matanza que hace perder toda la esperanza y toda la fe  en el ser humano, participan  los despiadados criminales , incluyendo a los voluntarios ucranianos, traidores y nazis, que no dudaron en masacrar a los suyos. El que piense que solo había nazis en Alemania está muy equivocado. En toda Europa y Oriente Medio los había, como los Ustacha croatas o los rexistas belgas. Loa nazis contaron con colaboracionistas y aliados por toda Europa y fuera de ella.

Está sonando la película, y en lengua eslava se entiende perfectamente dos palabras.: “papa”, “mama”, mientras son obligados a desnudarse las víctimas y precipitadas por un barranco para ser ametralladas. Aparece una Pietà, una madre abrazando a sus hijos contemplando como uno a uno mueren. Suena una música agradable, un vals. Los soldados y sus compinches bajan al barranco pisoteando cadáveres y rematando a los vivos. La madre, rodeada de los cadáveres de sus hijos, está viva. Un soldado le dispara a la cabeza mientras la mira a los ojos y sonríe. Un par de desalmados orinan sobre los cadáveres. Un joven soldado alemán no puede soportarlo y se pega un tiro por la boca. El resto bebe alcohol.

Babi_Jar_ravijn

Barranco de Babi Yar

Se calcula que un un periodo muy corto de tiempo, fueron asesinadas de 100.000 a 150.000 personas: judíos principalmente, pero también gitanos, soviéticos, nacionalistas ucranianos, partisanos, etc. Tantos mataron que tras una descarga, los asesinos pateaban a los cadáveres para que quedara más sitio antes de la siguiente descarga. Eligieron el lugar porque era una fosa común perfecta. En España aún quedan fosas comunes del franquismo. Cuando ya sabían que iban a perder, los alemanes se afanaron en no dejar pruebas. Desenterraron a los cadáveres y los quemaron en parte, ya que los soviéticos les ganaron la carrera. Stalin se comportó como el cerdo que describe Orwell en Animal Farm. Al ser la mayoría judíos, trató de silenciar el asunto. Cuando esto se descubrió muy a su pesar, mintió diciendo que eran víctimas soviéticas, incluso les hizo un monumento. Lo cierto es que los ucranianos no soportaban el yugo estaliniano y , en principio, vieron los nazis un aliado. Mucho se equivocaron y lo pagaron caro. Los nacionalistas ucranianos fueron aniquilados por los nazis primero y por los soviéticos, después. Lo mismo sucedió en Polonia y otros países situados entre los dos grandes imperios. En ambos casos, la población judía sufrió las consecuencias. Stalin también era antisemita.

MolotovRibbentropStalin

Pacto Hitler – Stalin de no agresión

Entre 1939 y 1941, época de pacto “antinatura” con los nazis, los judíos que penetraron en territorio soviético fueron deportados y entregados a las SS. Los extremos se tocan. Desde el principio Stalin, que estudió en un monasterio ortodoxo, “purgó” a los judíos del partido, que eran muchos, como Troski, el fundador del Ejército Rojo. Y siguió la política zarista de pogromos en su mandato. Concentró en el extremo oriente a los judíos rusos, en un estado autónomo. Para unos, se trataba de un gueto; para otros, la patria buscada de los judíos; el caso es que durante las terriblemente famosas purgas de los 30, muchas de las víctimas eran judíos. Según parece, poco antes de morir, planificó una gran purga de judíos, pero murió antes de poder hacerlo. Se calcula de cerca de un millón de víctimas hubieran sufrido las consecuencias. No obstante, Stalin fue uno de los primeros en reconocer el Estado de Israel, mientras prohibía el uso de hebreo en la URSS. Para acabar, decir que al igual que Franco se propuso castellanizar aquellos territorios con lengua propia, Stalin hizo lo mismo estableciendo población rusófona en estos lugares, siguiendo la política zarista y violando la propia constitución soviética que establecía la autonomía de los repúblicas federadas. Lo hizo con la parte de Finlandia que quedó en la URSS, con los países bálticos, Ucrania, las repúblicas caucásicas, etc. Todos los dictadores son iguales. El nuestro denunciaba una supuesta “confabulación judeo-masónica-marxista”

Os dejo con el primer movimiento de la sinfonía de Shostakovich – que se pasó la vida temiendo represalias del dictador – la Nº 13, “Babi Jar”. Quien no lo supiera, ya sabe el porqué del nombre. Poesía y música se funden en lo que recuerda a un extenso lied orquestal que suena lúgubre y quejumbroso. Es el movimiento que más me impresiona. El poema de abajo es su letra. Gergiev, en los PROMS,  dirige tan bien como siempre:

Es curiosa la influencia de Mussorgky y su “Boris Gudonov” al principio de la monumental sinfonía. Ello nos remite directamente a “Ivan el Terrible”, película de Eisenstein que le valió la enemistad con Stalin y fin de su carrera, ya que el dictador se sintió representado en el sanguinario zar. Esta fusión entre poesía y música, lied y sinfonía tiene su precedente en Mahler.

Shostakóvich

Shostakovich

La música rusa es muy hermosa a la par que melancólica y triste. Las sinfonías del ruso son monumentales, como las de Bruckner, y mucho más impactantes, como la 7ª, Leningrado, donde no solo canta al pueblo ruso en su defensa heroica contra la invasión nazi, sino que también arremete contra su propio dictador. Un pueblo martirizado entre dos dictadores. El compositor quiso empuñar las armas para ir al frente; no se lo permitieron por su miopía y por ser un compositor importante.

“Babi Yar”  es una obra coral basada en poemas de Yevgeny Yevtushenko. El primero de ellos conmemora la masacre con tintes lúgubres y un tanto sarcásticos  al estilo de Shostakovich.

Aquí tenéis el poema:

“No existe monumento en Babi Yar;
sólo la agria ladera. Y tengo miedo.
Hoy me siento un judío en el desierto
que de Egipto escapó. Me crucifican
y mis manos conservan los estigmas.
Me parece ser Dreyfus, condenado,
al que juzgan, escupen, encarcelan;
pero de pie resiste la calumnia
y el grito filisteo. Con la punta
de sus sombrillas en mi rostro vejan
mi indefensión mujeres que se acercan
con vestidos de encaje de Bruselas.

también soy un niño en Bielostok.
De pronto estalla el pogromo.
La sangre derramada cubre el suelo.
Los que huelen a vodka y a cebolla
salen de la taberna y gritan todos:

“Mata judíos: salvarás a Rusia”.
Un tendero se ensaña con mi madre.
Otro hombre me patea. En vano rezo
plegarias que se pierden en la nada.

Me siento dentro
de la piel de Anna Frank que es transparente
como un ramo de abril.
No hacen falta palabras. Siento amor
y sólo necesito que uno a otra
nos miremos de frente.
Separados del cielo y el follaje.

Solamente podemos abrazarnos
en este cuarto a oscuras.
Quiero besarte una vez más, acércate.
Ya vienen. Nada temas: el rumor
es de la primavera que se anuncia
y del témpano roto en el deshielo.

Y en torno a Babi Yar suena la hierba
que ha crecido salvaje desde entonces.
Los árboles nos juzgan. Todo grita
pero el grito está hecho de silencio.
Al descubrirme observo mi cabello.
También ha encanecido. También grito
por los miles de muertos inocentes
masacrados aquí. En cada anciano
y en cada niño al que mataron muero.

Pueblo ruso, mi pueblo: te conozco.
Tú no odias ni razas ni naciones.
Manos viles trataron de infamarte
al usurpar tu nombre y al llamarse
“Unión del Pueblo Ruso”. No perdono.
Que La Internacional llene los aires
cuando el último
antisemita yazga bajo la tierra.
No soy judío. Como si lo fuera,
me odian todos aquéllos.
Por su odio
soy y seré un verdadero ruso.”

Nota: La Unión del Pueblo Ruso fue el grupo antisemita que actuó en Rusia entre el asesinato del zar Alejandro II y el comienzo de la primera Guerra Mundial. Sus miembros organizaron pogromos -linchamientos de judíos rusos y destrucción y robo de sus propiedades- e, infiltrados en la policía secreta zarista, fabricaron los apócrifos Protocolos de los sabios de Sion.

Y para acabar, un cuarteto. La verdad es que la música de cámara, los cuartetos incluidos, no me dicen mucho en el periodo clásico-romántico, pero los de la última fase de Beethoven, ya sordo, me entusiasman, así como los de Bartok y Shostakovich. El ruso se refugiaba en ellos cuando los malos tiempos para la lírica le desaconsejaban componer óperas o sinfonías. Son algo digno de escucharse. Son su verdad. Aquí tenéis el nº 8, interpretado por el Cuarteto Kronos, uno de los mejores en su ramo. El compositor lo dedicó a las víctimas del Holocausto nazi, algunas de las cuales eran amistades suyas. Es la tristeza hecha música.

PD. Como habéis comprobado por el poema, los nazis no fueron los primeros en asesinar a los judíos. Era práctica habitual en el Imperio Ruso y en otros lugares. Tampoco es un fenómeno que surja a partir de Wagner. Sucede en Occidente, al menos, desde que existe el cristianismo puesto que los romanos ya los persiguieron.

Quant a rexval

M'agrada Wagner, l'òpera, la clàssica en general i els cantautors, sobretot Raimon i Llach. M'interessa la política, la història, la filosofia, la literatura, el cinema i l'educació. Crec que la cultura és un bé de primera necessitat que ha d'estar a l'abast de tothom.
Aquesta entrada s'ha publicat en Història, Pel.lícula i etiquetada amb , , , . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

18 respostes a Babi Jar y Shostakovich. El genocidio nazi.

  1. No hay mucho más que decir. Ante semejante brutalidad, solo cabe el silencio. O en su defecto, música como la de Shostakovich, capaz de revivir el horror de su época sin apelar a ninguna clase de sentimentalismo, dejándote absorto y abriendo para ti un espacio en el que poder recrear el consternación, la impotencia y el consuelo.

    • rexval ha dit:

      Estoy de acuerdo. La música de Shostakovich, más en concreto los cuartetos, aunque también unas cuantas sinfonías, expresan el horror que tuvo que pasar. Tiempos de horror.

      Bienvenido y vuelve cuando quieras, te tus comentarios serán bien recibidos. He recomendado tu blog a todo el mundo y lo he incluido como preferente en el mío. Es una mina de conocimiento. Enhorabuena.

  2. Nashorn ha dit:

    Pues si te gustan los cuartetos de Bartók y Shostakovich veo imposible que no te entusiasme esto:



    Es el primero de los dos cuartetos de Ligeti. Es muy bartokiano. Ligeti también sufrió en propias carnes primero a los nazis (era judío: su padre y su hermano fallecieron en un campo de concentración, él y su madre sobrevivieron) y luego a los comunistas (cuenta que le consideraban “enemigo del pueblo” por explicar en sus clases la música de Stravinski). El hombre estaba curado de dogmatismos de todo tipo.

    • rexval ha dit:

      Pues tienes toda la razón. me ha gustado mucho, especialmente el primer movimiento que expresa una desolación absoluta.

      Gracias por la información. No sabía de estas obras.
      Una pregunta. ¿En qué estilo se encuadran? Recuerdan a Bartók, como dices.

      Es curioso porque los cuartetos clásicos no me dicen gran cosa. Me parecen monótonos. Este tipo de música sí que me es atractivo.

  3. Nashorn ha dit:

    Ligeti se caracteriza por ser siempre bastante inclasificable, pero en su primera época era claramente postbartokiano. Es un compositor que tiene una evolución algo semejante a Stravinski en el sentido de que adoptó muchos estilos diferentes, aunque siempre siendo él mismo. Los estilos por los que pasa son más o menos estos:

    1) Etapa postbartokiana: obras, por si te interesan: el 1er Cuarteto -éste que posteé-, Musica Ricercata, Concierto Romanesco.
    2) Etapa vanguardista: se le suele clasificar como textural en términos generales, aunque no le hace del todo justicia, ya que sus inquietudes iban en varias direcciones. Obras: Kammerkonzert, Athmosphéres, Lux Aeterna, Lontano, Aventuras, Nuevas Aventuras, 2ndo Cuarteto… de esta época son las que aparecen en “2001: Una Odisea Espacial” para que te orientes.
    3) Etapa postmoderna: se hacen patentes la cita, la referencia, la ironía, el pastiche… obras: Rock Húngaro, Passacaglia Hungaresa, Continuum
    4) Etapa final: Quizá esta etapa a tí te guste también, es muy expresiva sin dejar de estar comprometida con su tiempo. Podríamos hablar casi de post-postmodernismo, es una síntesis dialéctica de todo lo anterior. Obras: la ópera El Gran Macabro (me encanta, está en DVD con una acertada puesta en escena de La Fura), el Trío para violín trompa y piano, los tres Conciertos (para piano, violín y violonchelo), el impresionante Concierto de Hamburgo…

    Ligeti es mi compositor favorito de entre los de la segunda mitad del XX, aun por delante de Boulez y Berio que también me gustan mucho. Me parece un genio descomunal.

    • rexval ha dit:

      La primera etapa me convence plenamente. La segunda me encanta como banda sonora de Kubrik. En cambio, no puedo con “El gran macabro”. Quizá en un futuro acabe gustándome, pero no de momento.

      El otro día me dijeron – en broma, pero yo lo creí – que había una obra contemporánea llamada 4’33 que no molestaba a los oídos. Lo busco en Internet y me encuentro la versión para piano y la versión para orquesta. En la primera, un pianista está sentado sin tocar el piano y en la segunda, el directo no mueve la batuta y los músicos están quietos. Lo que más me llamó la atención es que el público aplaudía. Me quedé atónito. Creo que era de Cage. Prefiero la broma musical del dueto entre dos gatos de Rossini, creo; esto sí que es graciosa.

      En pintura se ha hecho lo mismo. Un marco de un cuadro en blanco. Solo falta que vendan un libro en blaco y que se anuncie la versión corregida y ampliada. Gracioserías. 😀

    • Nashorn ha dit:

      Anda, acabo de ver que el de Pritchett lo tienes también en catalán, si lo prefieres:

      http://www.macba.cat/PDFs/jamespritchett_cage_cat.pdf

  4. Nashorn ha dit:

    Me olvidaba de una cosa. Si te gusta la primera etapa de Ligeti es fácil que te guste la última, retoma cosas de la primera aunque les da otra vuelta de tuerca. Escucha por ejemplo el Trío:

    • rexval ha dit:

      Muchas gracias por el trío. Sí que me gusta. Ahora mismo estoy en el primer movimiento y me resulta sugerente. Igual es que me atrae su música de cámara. El cuarteto también me gustó. Es curioso porque, como te dije, los cuartetos del clasicismo – Haydn, Mozart – no me interesan.

      Te diré un truco de blogger para que los youtubes te salgan pequeños, que quedan más atractivos.La fórmula es:

      No hay que dejar ningún espacio en blanco. En lugar de “enlace” pegas el link del youtube.

      Nada, que al final me voy a hacer ligetiano, aunque ya te digo que su ópera no me va.

      Saludos y gracias por la lección. Nunca había escuchado esta música y es muy hermosa. Yo diría que muy próxima a la Escuela de Viena.

  5. Nashorn ha dit:

    Ok, tomo nota para otra vez lo de los vídeos a ver si me sale.

    Si te gustó esto prueba con los conciertos, tiene tres (para piano, violín y violonchelo) o el Concierto de Hamburgo, que es más una especie de concerto grosso. Lo de la ópera déjalo para más adelante, no hay que forzar, cuando hayas entrado mas en su música tal vez te cueste menos y la disfrutes.

    Esta música tiene muchas referencias. La plantilla está elegida como homenaje a Brahms, quien tiene otro trío para la misma formación (de hecho en ocasiones se graban juntos). Si te fijas el primer motivo que suena es una cita de la sonata Los Adioses de Beethoven. El segundo movimiento, según Ligeti, consiste en música folklórica inventada, de un pueblo inexistente (recoge influencias de ritmos africanos, armonías húngaras…). Es verdaderamente difícil de interpretar y los chicos estos de los vídeos lo hacen francamente bien.

  6. Retroenllaç: Dmitri Xostakóvitx: L’excecució d’Stepan (Stenka) Razin. | EL CAVALLER DEL CIGNE ciutadà valencià de nació catalana //*//

  7. Retroenllaç: Dmitri Xostakóvitx (I). | EL CAVALLER DEL CIGNE ciutadà valencià de nació catalana //*//

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s